La revista 'Lecturas' ha dado este miércoles la noticia en exclusiva. | Instagram

2

Belén Esteban ha comprado a su hija Andrea Janeiro una casa en Madrid. La revista Lecturas ha dado este miércoles la noticia en exclusiva y ha detallado que se trata de un piso ubicado en Paracuellos de Jarama y el precio rozaría los 350.000 euros. La colaboradora de Sálvame se ha convertido en una empresaria de éxito y gracias al dinero que ha ganado en los últimos años ha podido hacer este regalo a su hija. Belén y su marido, Miguel Sánchez, también viven en este municipio así que madre e hija estarán muy cerca cuando Andrea decida instalarse en su nuevo hogar.

Aunque nunca ha concretado el dinero que tiene, en La Resistencia dio a David Broncano algunos detalles de su poder adquisitivo. La madrileña reconoció que en los 20 años que lleva en televisión ha ganado «mucho dinero» pero recordó que «un problema» se llevó parte de su patrimonio, en referencia a su conflicto con Toño Sanchís: el que fuera su representante todavía le debe 400.000 euros. Eso sí destacó que actualmente está libre de cargas, «tuve que pagarle a Hacienda 700.000 euros». Respecto a la cantidad de dinero que tiene en el banco, no quiso dar una cifra exacta: «Entre 40.000 y 100.000 euros».

Noticias relacionadas

La comunicadora se encuentra en pleno proceso de recuperación tras la dura caída que sufrió en directo en el programa de Telecinco y que le provocó una rotura de tibia y peroné. La colaboradora ya ha pasado por el quirófano y ahora se encuentra en su casa: «Me emociono con todo, estoy supersensible con todo. Me emociono porque lo primero que quiero es dar las gracias a todos mis compañeros, a los que salen en la tele y a los que están detrás. Quiero mandar un beso a toda la gente porque no os imagináis el cariño y los mensajes que he recibido», aseguró el pasado martes en Sálvame.

«He pasado días malos, tengo que empezar a animarme un poco. No me he hecho una fractura, me he hecho un fracturón. Me he jorobado el pie, me han puesto 20 tornillos y dos placas. Soy diabética, no ha sido fácil». Además, quiso poner en valor el apoyo de su marido, Miguel: «Teniendo a mi marido a mi lado, a mi familia, amigos, pero sobre todo a Miguel porque no se ha separado de mí día y noche. Se me ha parado la vida tres meses, tenía muchas cosas, soy una tía muy activa y verme así es muy duro».