1

En esta fotografía podemos ver el estado lamentable en que se encuentran las aceras de la Calle Fornells de Maó. En este lugar, que está junta a la guardería, acabo de ver una señora que daba con sus huesos el suelo tras una contundente caída, por suerte no se ha hecho daño.

Los árboles de esta calle han levantado las baldosas convirtiendo esta zona en una peligrosa pista americana. Sí, ya sé que esta calle debe estar pendiente de una futura reforma, supongo, pero mientras tanto, no estaría mal que la brigada de obras arreglara mínimamente las baldosas levantadas para que los peatones de esta zona podamos transitar con seguridad especialmente de noche.