QUE el alcalde de Maó, Héctor Pons, como la mayoría de menorquines después de dos veranos de sequía en este sentido como consecuencia de la pandemia, demuestre tener muchas ganas de fiestas y caballos, motivo por el cual no pudo resistirse a la tentación y saltó a la arena en la muestra de doma menorquina realizada con motivo de la celebración matrimonial de sus amigos Sergio Pons y Salomé Mir.

QUE un fan del Sunderland de la Premier League se desplazara al estadio de Wembley en avión y con escala en Menorca, porque le salía más barato que ir en tren o autobús, según «The Sun».

QUE el Consell de Menorca promueva seis de las 276 operaciones estadísticas que el Ibestat prevé para este año, una más que la institución insular de Eivissa y las mismas que Formentera.

QUE entre hoy y el jueves, ya a mediados de mayo, vaya a estar cerrado el paso por la céntrica calle S’Arraval de Maó por unas obras de mejora en la fachada de la sala Sant Antoni.