0

¿Un libro sobre fútbol de 531 páginas, obra de un poeta? En principio parece que alguien nos ha colado un gol, pero “Nunca fuimos tan felices”, de Carlos Marzal no es una broma, aunque a menudo encontramos un gran humor, sino un libro estupendo.

Escrito en capítulos cortos, desarrolla aspectos muy variados del llamado deporte rey. Con la excusa del balón, Marzal habla de lo divino y lo humano y lo hace con hondura muy buen sentido. Uno de los ejes principales del libro son meditaciones y recuerdos del autor al respecto de los entrenamientos de su hijo. Este pretexto le sirve para reflexionar sobre las relaciones paterno-filales.

Los jugadores míticos, el fanatismo de algunos aficionados, el once ideal de literatos, los recuerdos de algunos partidos, especialmente del Valencia de sus amores, los discursos sobre el fútbol, el amor por el deporte, la pasión por jugadores elegantes como Cruyff, son algunos de los muchos temas que aborda esta obra en las que a menudo el autor no duda en irse por las ramas.

“Nunca fuimos tan felices” es un libro muy recomendable para todos los aficionados al fútbol y la literatura. Un libro amable, bienhumorado, divertido, ligero y profundo a la vez.

En el penúltimo capítulo Carlos Marzal confiesa que no sabe cómo terminar los libros. Seguramente le vendría bien de unos de aquellos míticos editores norteamericanos que se atrevían a cortar los originales sin rubor. Si así fuera, “Nunca fuimos tan felices” se hubiera quedado en uno de esos contados libros extraordinarios que dejan al lector completamente satisfechos, pero con ganas de más.

Nuca fuimos tan felices

Carlos Marzal

Tusquets editores

531 páginas