El impacto del rayo sobre la fachada de la ermita rural de Ciutadella. | Joan Camps

Durante la fuerte tormenta eléctrica que barrió Menorca el pasado lunes, un rayo impactó sobre la ermita de Sant Joan de Missa de Ciutadella, dañando gravemente el campanario. El Obispado de Menorca, que gestiona la iglesia, tuvo conocimiento del suceso este jueves, después de que un payés que circulaba por la zona observara que la cruz situada en la parte superior del campanario había caído y diera el aviso.

El sacerdote Joan Camps, rector de la ermita, acudió al lugar junto con el jefe de mantenimiento de la iglesia. Según relata, el rayo habría atravesado el campanario, dejando la estructura que alberga las dos campanas fuertemente debilitada. Ahora, ante la posible caída de piedras y parte del campanario, esperan contar con una grúa que llegue hasta lo alto de la ermita para poder retirar los escombros.

En estos momentos, en la iglesia no vive nadie y solo se han tenido que lamentar daños materiales. Además de la cruz y el campanario, han quedado afectados el conjunto de la instalación eléctrica, parte del tejado y la casa de colonias anexa a la ermita.

Mientras que el interior de la iglesia no ha sufrido desperfectos y podrá continuar visitándose una vez a la semana, como hasta ahora, la casa de colonias quedará cerrada hasta que se puedan reparar los daños causados por el recorrido del rayo en su interior.

De momento, habrá que esperar la respuesta de la aseguradora para acabar de valorar el impacto. Subraya el sacerdote Joan Camps que, en el caso de que cayeran más cascotes, se desprenderían sobre la terraza.