La empresa responsable de los amarres y Autoridad Porturaria han realizado trabajos para absorber el gasoil cercado y expander el que había quedado fuera de las barreras. | Gemma Andreu

9

Se encendieron las alarmas esta pasada la noche en la zona de levante del puerto de Maó cuando el velero francés «Talima», participante en la regata XXI Trofeo Bailli de Suttren 2022,    provocó un importante vertido de gasoil a causa de un error humano, ha explicado Autoridad Portuaria.

Al parecer un marinero que se disponía a llenar el depósito de agua, lo confundió con el de gasoil, con lo que rápidamente la densidad del agua hizo que el combustible comenzará salir hacia el mar en un cantidad importante. Se hace difícil calcular cuantos litros se escaparon, señaló el departamento de comunicación de Autoridad Portuaria, aunque al final la mancha de 80 metros de largo por 25 de ancho, se expandió en la zona de la rada mahonesa hasta ocupar una superficie de unos 2.000 metros cuadrados, informaron las mismas fuentes.

Fue necesaria la presencia de los bomberos de Maó para colocar las barreras que estancaran al combustible, poco antes de la medianoche ya que, al parecer, la empresa Poon Hill, que hace apenas unas semanas ha estrenado la concesión de la línea de amarres en esa zona, no disponía de los recursos puntuales para intervenir de inmediato y estancar el combustible.

Autoridad Portuaria decidió, además, impedir el movimiento de varios veleros de la misma regata que estaban abarloados en la zona para frenar la posible expansión, que afortunadamente, no fue a más debido al escaso viento reinante en la noche y esta mañana.

La concesionaria y Autoridad Portuaria solicitaron la ayuda de otras tres marinas de la zona para la operación que se prolongó hasta más allá del mediodía de ayer, con la aplicación de materiales absorbentes.

El organismo que gestiona el puerto de Maó abrirá una investigación que probablemente derivará en la denuncia y sanción al propietario del velero francés, al tiempo que analizará la responsabilidad e intervención de la empresa concesionaria de los amarres.

El «Talima» participa en esta regata que había partido de Saint Tropez para llegar a Maó el lunes. Este martes la flota de los 11 veleros clásicos debía zarpar hacia Túnez.