Joan Gorrías ha sido el jefe del servicio desde 2011. | Josep Bagur Gomila

2

Joan Gorrías puso fin ayer a su etapa profesional que concluye como jefe del Servicio Insular de Prevención y Extinción de Incendios del Consell, cargo que ha compaginado con el de sargento responsable del parque de bomberos de Ciutadella.

El profesional ciutadellenc, que ingresó en el servicio en el año 1990, pasa a la edad de jubilación por lo que en la matinal de ayer se produjo el relevo de los mandos en presencia de la directora insular de Ocupación, Innovación y Cooperación Local, Nati Benejam.

El cargo de jefe del servicio insular queda en manos, de forma interina, del sargento jefe del parque de Maó, Bep Lluís Bosch, quien asume las funciones de Gorrías por el periodo de un mes. A finales de diciembre Bosch también pasará a la etapa de jubilación por lo que deberá nombrarse una nuevo responsable máximo del servicio, y otro para asumir la jefatura del parque de Maó.

Las jubilaciones de los dos únicos sargentos del servicio en Menorca no serán las únicas en los próximos meses puesto que hasta mayo otros cuatro bomberos también concluirán su etapa profesional. Dada la nueva ola de contagios, los bomberos han decidido que la celebración conjunta de despedida de todos los compañeros se hará en fechas próximas cuando la situación epidemiológica haya mejorado.

Noticias relacionadas

Joan Gorrías, de 61 años de edad, ha prolongado un año más su etapa profesional puesto que podía haberse jubilado en julio de 2020. Desde hace diez años ha sido el jefe del Servicio Insular de Prevención y Extinción de Incendios, cuando sustituyó    a Rafael Lesenne, quien compaginaba este puesto con el de jefe de la Policía Local de Maó.

Gorrías deja así mismo el cargo de jefe del parque de Ciutadella que ha ostentado desde 1992. Durante su mandato el servicio ha crecido en cuanto a recursos y personal pero hasta el último día ha batallado por conseguir la contratación de al menos cinco bomberos profesionales más para poder asegurar los turnos con cuatro efectivos, un cabo y tres bomberos. El que hasta ahora ha sido jefe del servicio ha pedido al Consell que asuma responsabilidades si ocurre algún siniestro importante y el personal no fuera suficiente.

El Consell, que ya dispone del Plan Estratégico contra incendios forestales, aún no ha confirmado la contratación de los cinco bomberos de la bolsa de interinos que ha reclamado Joan Gorrías hasta su último día de trabajo.

No obstante, tras la última reunión de la mesa de contratación en la que la directora insular expuso este plan estratégico a los responsables de determinar la viabilidad de incorporar a más efectivos, por normativa de riesgos laborales parece más factible que finalmente se contraten a tres o cuatro bomberos formados que figuran en la bolsa de interinos.