Estado del edificio elegido para el Conservatorio | Gemma Andreu

El alcalde de Maó, Héctor Pons, asegura que mantendrá en las próximas fechas un diálogo con las distintas administraciones implicadas (Govern y Consell) y los partidos políticos representados en el Ayuntamiento con el objetivo de adoptar una decisión sobre la futura ubicación de la sede del Conservatorio Profesional de Música y Danza de Menorca, una vez conocido el segundo desierto del concurso para la reforma y adecuación de la Sala Augusta.

Noticias relacionadas

Héctor Pons afirma que ahora es el momento de «valorar a qué se debe este desierto, escuchar a los grupos de la Corporación para ver si podemos llegar a una postura conjunta, analizar con la Conselleria de Educación si se vuelve a contemplar la posibilidad de volver a licitar la opción de la Sala Augusta». En cualquier caso, y en respuesta a la críticas y a las alternativas expuestas por el PP, el alcalde asegura que «lo importante es tener claro que esto no es algo que se pueda decidir tomando un café, no se puede ir disparando ideas y cambiar continuamente de propuesta solo para ir en contra del equipo de gobierno. Las propuestas que se hacen deben ser pensadas y valorando su viabilidad», advierte.

El alcalde recuerda que en los últimos años se han conocido tres planteamientos por parte del PP, «siempre en contra de lo que hace el equipo de gobierno». Asegura que los dos primeros, Hospital Militar y Sínia Costabella, «son inviables», y el más reciente, el de la nave de la Seat, «sin saber ni siquiera si es viable urbanísticamente». Pons reafirma que el pacto no ha hecho más que cumplir con la propuesta que figuraba en su programa electoral.