Una mujer deposita un cartón en los contenedores situados en la plaza de Es Pins de Ciutadella. | Josep Bagur Gomila

Los menorquines en el año 2020 eran los ciudadanos de Balears, tras los de Formentera, que más reciclaban en origen, es decir a la hora de depositar la basura en los correspondientes contenedores. Un año después, en 2021, Menorca se ha situado a la cola de Balears y los menorquines son los que menos separan los residuos. Así lo revela el informe «Análisis del sistema de gestión de los residuos municipales en las Illes Balears», correspondiente a 2021, presentado este jueves por el conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir y el director general de Residuos y Educación Ambiental, Sebastià Sansó.

El año pasado, de las cerca 52.000 toneladas de basura vertidas en los contenedores de los municipios de Menorca solo el 21 por ciento fue depositado de forma selectiva. Se trata del mismo porcentaje que el año anterior, lo que evidencia un estancamiento en la mejoría de los hábitos de reciclaje que se había experimentado en Menorca en los últimos años. Un freno que se produce a escasos años del plazo que marca la legislación europea para que antes de 2025 el reciclaje se sitúe en el 55 por ciento y que antes de 2030 llegue al 65 por ciento, en este caso en cumplimiento de la Ley de Residuos de Balears.

La situación de Menorca contrasta con las otras islas, donde en todas ellas se ha mejorado el reciclaje. Así, en Eivissa, que en 2020 era la que menos reciclaba, el año pasado aumentó la recogida selectiva en 11 puntos porcentuales hasta el 24 por ciento. Formentera sigue siendo la Isla cuyos habitantes más separan los residuos, con una recogida selectiva del 32 por ciento (7 puntos porcentuales más). Por su parte, Mallorca se mantiene como la tercera isla que más separa los residuos, con un 23 por ciento (cuatro puntos porcentuales más que en 2020). En Balears la media de la recogida selectiva es del 24 por ciento, tres puntos más que en el año anterior.

Basura 'pospandémica'

Noticias relacionadas

En Balears el volumen de residuos generados en 2021 fue de 660.531 toneladas, una cifra que equivale a 474 kilos por habitante real. En comparación al año anterior se registra un incremento del 9,8 por ciento. Pese a ello, según ha destacado Mir, «en relación a 2019, el año prepandémico, el volumen total se reduce en un 11,7 por ciento».

El conseller ha destacado que «habrá que esperar a conocer los resultados de este año para tener una fotografía más completa después de dos años sin actividad económica plena». Aún y así, ha destacado que «los datos de 2021 están por debajo de los registrados en los años inmediatamente anteriores a la pandemia y que llegaron al máximo en 2018, el año previo a la aprobación de la Ley de Residuos».

Menorca genera el 8 % de los residuos

En Menorca, que en 2021 se generó el 8 por ciento de la basura de las Islas, se recogieron 51.798 toneladas, 423 kilos per cápita. En Eivissa los residuos por habitante fueron de 594 kilos, por los 460 de Formentera y los 458 de Mallorca.

En el conjunto de Balears los envases de vidrio son los que presentan un índice de recogida selectiva más elevado (63 por ciento), seguido del papel y cartón (45 por ciento), los envases ligeros del contenedor amarillo (34 por ciento), la materia orgánica (15 por ciento) y el textil (5 por ciento).