Bosco Triay | Katerina Pu

El presidente del Consejo Regulador del Queso Mahón Menorca, Bosco Triay, expresó ayer en el Foro Agro Santander, su optimismo sobre el ritmo de las ventas de queso. Aunque no dispone de datos cerrados, cree que este va a ser uno de los mejores años en ventas, con un incremento que podría ser superior al diez por ciento.

Recordó que hace años expresaba en voz alta    «una ilusión», que toda la producción de leche de Menorca se transformara en queso y comentó que «quizás pase» por las circunstancias actuales, la crisis que está reduciendo el número de vacas productoras. Comentó que la subida de costes y el problema de la rentabilidad han provocado que algunos ganaderos den menos alimento a las vacas, lo que provoca un descenso en el volumen de leche. No es probable que llegue a faltar materia prima para producir queso. Bosco Triay comentó que ahora el 60 % del volumen total se transforma en queso y, por tanto, hay margen para crecer todavía.

Detalló su optimismo sobre las ventas. El producto menorquín está presente en 48 países, sin embargo en muchas regiones españolas el queso de la Isla no es conocido. Por eso insistió en la importancia de una promoción constante del queso con Denominación de Origen. «Siempre hemos contado con el apoyo de las administraciones públicas -comentó- pero estuvimos dos años sin apenas promoción y perdimos 300 toneladas de queso».

Noticias relacionadas

Mallorca sigue siendo el principal mercado para el queso Mahón-Menorca. El presidente de los productores lo planteó como una prueba de que el queso de nuestra Isla tiene una personalidad propia que lo hace distinto a los demás.    Se refirió a que «a menudo cuando dices que es queso con leche de vaca parece que es de menor calidad, hasta que los clientes lo prueban y se dan cuenta de que es un gran producto».

Este año ha sido especialmente bueno en ventas, según reflexionó en un corro posterior al Foro, por la excelente temporada turística. Las ventas han    crecido especialmente en Menorca por este motivo. Un dato es que el porcentaje de las ventas realizadas en Menorca ha pasado del 20 al 30 por ciento, aproximadamente, respecto del volumen total de la D.O. Una de las causas de este incremento de ventas es el turista francés, gran consumidor de queso, que ha descubierto la calidad del producto menorquín, que tiene poca venta en Francia, pero que, sin embargo es valorado y adquirido por los turistas franceses que visitan la Isla.

Por todos estos motivos, Bosco Triay confía en las buenas perspectivas de las ventas de queso en una isla que está de moda.