La empresa M. Polo acomete unas obras que tienen un plazo de ejecución de tres meses | Josep Bagur Gomila

Esta semana han comenzado las obras de derribo de las antiguas pistas de tenis del OAR de Ciutadella, paso previo para la reordenación de la Plaça de la Pau. Los trabajos están siendo ejecutados por la empresa M. Polo SL, y han generado una gran expectación entre los vecinos del barrio y de la ciudad en general, que desde hacía dos décadas estaban pendientes de la ejecución de esta actuación.

Las obras contemplan el derrumbe de las pistas, los vestuarios y la nave antiguamente destinada a un gimnasio. Una vez recuperado el terreno se convertirá en un aparcamiento con un centenar de plazas, que se sumarán a las alrededor de 130 ya existentes en la Plaça de la Pau. El plazo de ejecución de los trabajos se ha estimado en tres meses por parte del Ayuntamiento.