Dany Rose llevaba 23 años trabajando en Sa Graduada. | Josep Bagur Gomila

27

El claustro docente del CEIP Sa Graduada de Maó ha anunciado que Dany Rose, la profesora nativa de habla inglesa que llevaba 23 años como asesora lingüística del programa bilingüe, ha dejado de impartir clases por orden de la Conselleria de Educación del Govern balear. El centro, que desarrolla el currículo integrado hispano británico del convenio entre el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD) y el British Council desde septiembre de 1997, lleva años pidiendo que se estabilice el proyecto y que los cambios se anuncien con tiempo. Ahora, desde el colegio también piden que se regularice la situación laboral de Dany Rose.

Hasta el curso pasado, esta profesora nativa británica ocupaba una de las dos plazas de asesores lingüísticos que convoca el MECD para el convenio con el British Council. Al depender del Ministerio, tenía una consideración de personal laboral, por lo que su contrato no podía alargarse más de tres años. Aún así, y durante 23 años, ella ha estado firmando uno anual prorrogable. El día 15, habiéndose incorporado a su puesto de trabajo el día 1, le anunciaron que su contrato laboral era ilegal y que, por tanto, estaba en situación irregular y que no podía volver a ejercer su puesto de trabajo en el centro.

Quien la avisó fue Amanda Camps, la directora del CEIP Sa Graduada. Dany Rose asegura que no ha recibido ninguna notificación oficial en la que se le informe que la han despedido. «Pero he visto que mi plaza se hizo pública y ya ha sido asignada», lamenta. Desde el centro educativo de Maó confirman que tanto su plaza como la otra ya están ocupadas, aunque no por asesores lingüísticos nativos, sino por maestros especialistas en inglés.

Ley de estabilización

A raíz de la Ley de Estabilización, la Conselleria avisó al colegio que se cambiaría una de las dos plazas de asesora lingüística a profesora especialista en inglés. «En mayo nos dijeron que la otra plaza, la de Dany, se mantendría intacta», asegura Amanda Camps, la directora del CEIP Sa Graduada. Sin embargo, esto no ha resultado ser así y las dos plazas que convoca el MECD están siendo ocupadas, en estos momentos, por dos especialistas en inglés.

Desde el centro educativo advierten que el programa bilingüe implica una metodología específica, conocimiento y experiencia que ahora se pierden con el despido «inesperado» de Dany Rose. «Esta situación nos afecta a todos tanto a nivel personal como a nivel organizativo en el colegio», avisa Amanda Camps, quien también lamenta que con este tipo de hechos «se está perdiendo la esencia del British».

En este sentido, desde el claustro docente del CEIP Sa Graduada muestran su «total disconformidad» con lo sucedido y exigen a las administraciones que encuentren una solución para que Dany Rose, quien impartía docencia con «implicación y calidad educativa», pueda volver al centro lo antes posible. Argumentan que se ha actuado «de manera precipitada y sin previo aviso», desconfigurando el programa que tenían previsto inicialmente para este curso 2022/23.