Una mujer, con un abanico, este verano en una calle de Menorca. | R.L.

1

El otoño empieza este viernes a las 3,04 de la madrugada. Y tras un verano extremadamente caluroso en Menorca, la Agencia Estatal de Meteorología pronostica que «lo más probable es que en el próximo trimestre, se registren temperaturas más altas de las habituales», mientras que prevé que las
precipitaciones sean normales.

En este sentido, la Aemet recuerda que la temperatura media de los últimos años en octubre en Menorca es de 19 grados; en noviembre, de 15; y en diciembre de 12 grados. La temperatura media en otoño es de 15 grados, y se prevé que los valores previstos se sitúen por encima.

En cuanto a las precipitaciones, de octubre a diciembre suele llover en promedio de 207 litros por metro cuadrados, y las predicciones apuntan a que «lo más probable es que llueva en torno a esa cantidad». La Aemet recuerda que durante la primera mitad del otoño predominan las lluvias y chubascos torrenciales, locales y ocasionales, tormentas, granizo, rachas de viento y posibles tornados o caps de fibló y trombas marinas, y desde noviembre, las precipitaciones, en general, moderadas y generalizadas.

Balance del verano

La Aemet ha hecho balance de un verano muy cálido en Menorca, con una temperatura media de 26,3 grados, lo que supone que los termómetros han estado de media 2,5 grados más de lo normal. Se trata del verano más cálido de los últimos 19 años y del segundo más caluroso desde que hay registros en 1965. Solo ha sido superado por el de 2003, cuando la temperatura media en la Isla fue de 27,2 grados.

Noticias relacionadas

Por meses, en junio se registró de media 3,2 grados más de lo norma; en agosto +2,2; y en julio +2,1 grados. Con todo, ha sido la primera quincena de septiembre cuando se ha registrado la mayor anomalía, con una temperatura media de 27,37 grados en Menorca, lo que supone 4,6 grados más de lo habitual.

Récord tras récord

Varios han sido los récords que se han fulminado este verano en Menorca. El día 14 de agosto se alcanzó los 39 grados en el aeropuerto, la más alta desde 1965 en este estación. En cuanto a las temperaturas máximas en verano se han situado de media en los 33,2 grados, otro récord absoluto desde que hay registros. Y todavía hay más, en septiembre se alcanzaron los 35,3 grados, lo nunca visto para este mes y las temperaturas mínimas más altas llegaron a los 28,8 grados, el pasado 13 de septiembre en el Aeropuerto, lo que causó la noche más calurosa de al menos los últimos 57 años.

Este verano ha costado conciliar el sueño. Y es que el número de noches tropicales (a más de 20 grados) ha aumentado un 46 por ciento. Si lo normal son 46, este verano en Menorca ha habido 67 noches tropicales. Y de ellas, tres han sido noches tórridas (a más de 25 grados), cuando lo habitual es una entre junio y agosto. Pero es que en este mes de septiembre se han registrado hasta seis noches tórridas, cuando no suele haber ninguna.

Más lluvias de barro y más ‘rissagues’

Gracias a las lluvias intensas de mediados agosto, la Aemet califica el verano de lluvioso. De promedio han caído 61,8 litros por metro cuadrado, cuando lo normal son 33. Destaca que junio y julio fueron muy secos, pero en agosto las precipitaciones fueron abundantes, sobre todo en Ciutadella que acumuló el día de la granizada, el 18 de agosto, 76,4 litros por metro cuadrado en 24 horas, la cifra más alta desde 1991. Este verano se ha duplicado el número de días con lluvias de barro, con un total de 7 días, cuando lo normal son 3.

También se han detectado más rissagues, hasta ocho (cuatro en junio, dos en agosto y dos en septiembre), cuando lo normal son entre tres y cuatro. La mayor se registró el 17 de agosto, con una oscilación del nivel del mar de hasta un metro.