Durante varias horas, los bomberos tuvieron que achicar la gran cantidad de agua que se acumuló en el almacén de la juguetería | José López

Los sumideros obstruidos por follaje y suciedad fueron la causa de las inundaciones sufridas este jueves en el almacén de Toy Planet, en el polígono industrial de Ciutadella, pese a las obras realizadas el invierno pasado para solucionar precisamente este problema.   

En el polígono de ponent llevaban tiempo reivindicando una mejora de la red de pluviales, una demanda que fue atendida hace unos meses para mejorar el sistema de drenaje y redirigir las aguas a unas canteras próximas.

Concluida la obra antes de este mismo verano, la madrugada de este jueves se convirtió en la prueba de fuego para comprobar su efectividad. Pero fue en vano. La suciedad de las calles fue arrastrada por las corrientes taponando y haciendo inútiles los diversos sumideros, que no absorbieron el agua y esta fue acumulándose hasta colarse por el sótano de la juguetería.

«Ha sido por la suciedad»

Estas son las explicaciones que daba este jueves la concejal del Servicio de Aguas, Noemí Camps, quien reconocía que «el problema no han sido las nuevas canalizaciones, que no han ido al máximo» de su capacidad, «ha sido por la suciedad». Es así que «deberemos estudiar cómo resolverlo para que no vuelva a suceder».

Noticias relacionadas

En la planta sótano de Toy Planet, de unos 450 metros cuadrados, el agua alcanzó los 140 centímetros de altura, lo que afectó al numeroso género que la empresa tenía allí almacenado. El comercio, situado en la esquina entre las calles Ferrers y Fusters, quedó literalmente sumergido, también en la tienda a nivel de calle, afectando a mostradores, estanterías y demás mobiliario, además de numerosos productos que ya no podrán venderse.

En el almacén inferior, las consecuencias fueron mayores. A mediodía, José López, propietario de la juguetería, no se atrevía aún a cuantificar los daños, pero sí que preveía que estos serán «importantes».

Son Marçal y Teatre des Born

En el mismo cruce del polígono se encuentra la puerta de acceso al municipal de fútbol de Son Marçal. En este caso, quedó también afectado por las inundaciones, dejando anegadas varias zonas del recinto, aunque de un modo menos importante que en ocasiones anteriores. Así lo admitía este jueves el presidente del Penya Ciutadella, Joan Capó, quien lamentaba estas acumulaciones de agua en la primera precipitación registrada desde que se ejecutaran las obras en la red de pluviales.

Por otro lado, las intensas precipitaciones afectaron igualmente al Teatre des Born. En este caso, la lluvia que cayó sobre la plaza se fue acumulando en su margen norte, a las puertas del recinto municipal, hasta que el agua penetró a las instalaciones por el propio acceso principal. Por suerte, confirmaba el gerente de la Fundació Ciutadella Cultura, Josep Marquès, «el agua no ha llegado al patio de butacas, solo ha afectado a la entrada, la moqueta ha absorbido buena parte de ella», por lo que no impediría que pudiera celebrarse el espectáculo «Paüra», que estaba previsto a las 20 horas.