Alumnos aguardan para ir a clase en un colegio de Maó. | Gemma Andreu

8

El 94,6 por ciento del alumnado de tres años que ha participado en el proceso de escolarización para el próximo curso escolar 2022/23 en la Isla ha conseguido plaza en el centro escogido en primera opción. Sin embargo, llama la atención el descenso en el número de solicitudes con respecto al año pasado, ya que las mismas han bajado de 704 a 593.

En una rueda de prensa celebrada ayer, el conseller de Educación del Govern balear, Martí March, atribuyó esta reducción de las solicitudes a la «baja natalidad» que, por primera vez, habría influido «de manera significativa» en el proceso de escolarización no solo en Menorca, sino también en el resto de las Islas.

March explicó que, aunque la caída de la natalidad es una «realidad» en toda España, en el conjunto de Balears siempre se había compensado con la incorporación de alumnos recién llegados de la península y el extranjero.

Por su parte, el director general de Planificación, Ordenación y Centros, Antoni Morante, señaló que no sería descartable que, en septiembre, «podamos tener alguna bajada en el número de alumnado matriculado», lo cual, ha asegurado, «resultaría insólito» en una comunidad que se ha consolidado como una de las pocas donde, año tras año, crece la población escolar.

En cuanto al total de solicitudes en este procedimiento de escolarización en Menorca, se han registrado hasta 900. De ellas, 799 han obtenido plaza en la primera opción, 61 en la segunda y 40 han quedado sin plaza en los centros solicitados.