El aumento de contagios, las vacaciones de verano y la mayor carga de trabajo por estas fechas ha afectado a la programación de intervenciones en el hospital | Teresa Ayuga

El número de bajas por contagio de covid-19 en el ámbito sanitario va en aumento, son ya un total de 31 profesionales que han dado positivo por coronavirus en toda el Área de Salud de Menorca. Son trabajadores de todas las categorías laborales, especifica la última actualización sobre la pandemia de la Conselleria balear de Salud. Esta situación está obligando a cancelar y retrasar operaciones y consultas.

A diferencia de los trabajadores de otros sectores, los sanitarios tienen que aislarse al menos durante cinco días desde el inicio de los síntomas de covid-19 o de la fecha de diagnóstico en caso de ser asintomáticos. Pasado ese tiempo y 24 horas después de que desaparezcan los síntomas, deben realizarse una prueba para saber si han negativizado. En cualquier caso, a partir del séptimo día, sin no hay síntomas o estos son residuales pueden acudir a su centro de trabajo con las debidas medidas de prevención.

Noticias relacionadas

Este aumento de contagios entre el personal sanitario, que se une a las vacaciones de verano y a la mayor carga de trabajo por estas fechas, tiene un claro efecto en las esperas y en la actividad asistencial en general. En el Área de Salud de Menorca se han suspendido de manera puntual intervenciones y consultas por los positivos de los trabajadores sanitarios y, en otros casos, de los propios pacientes, dado el aumento de contagios de las últimas semanas.

Desde la gerencia de salud en la Isla se recuerda que la pandemia continúa y que estos imprevistos se llevan asumiendo desde hace dos años y medio. La dirección sanitaria rechaza, asimismo, que exista una fuga de enfermeras como sostiene el sindicato Satse, y achaca la marcha de profesionales a circunstancias personales y diversas aunque eso sí, admite que la contratación es muy difícil, falta personal.

La consellera balear de Salud, Patricia Gómez, aseguró esta semana que no sabe «cómo explicar» a la población que «muchas veces el médico no está porque es positivo en covid». «La sensación que tengo es que es mi problema, pero no podemos huir de la realidad. La pandemia afecta directamente a los profesionales e inevitablemente las urgencias se ven afectadas», recalcó. Gómez subrayó que donde hay «más dificultad» es en Atención Primaria en las zonas costeras porque «si caen» profesionales sanitarios por la covid «es muy complicado».