En la reactivación del turismo internacional reside una de la claves del crecimiento | Gemma Andreu

0

La economía menorquina registró un ritmo de crecimiento del 12,5 por ciento en el primer trimestre del año, según revela el informe de coyuntura presentado este jueves por CAEB. En el conjunto de Balears, la economía creció un 13,9 por ciento el primer trimestre con relación al mismo periodo de 2021 y se sitúa un 9,1 por ciento por debajo de los niveles de actividad prepandémicos.

La patronal indica que el crecimiento de enero a marzo fue superior al del trimestre anterior, que fue del 13,5 por ciento en el conjunto de Balears y que consigue situar el «agujero prepandemia por debajo de los 10 puntos (en el - 9,1 por ciento).

«La relajación progresiva de restricciones y la apertura al turismo internacional están detrás de que la actividad económica de las Islas se esté normalizando», asegura la presidenta de CAEB, Carmen Planas. Con esta evolución, las Islas avanzan hacia la normalización de los niveles de actividad y empleo anteriores a la irrupción de la pandemia.

El informe de coyuntura puntualiza que el proceso de normalización se extiende a los sectores no agrarios de la economía balear. Particularmente, los servicios han intensificado su ritmo hasta el 15,5 por ciento al impulsar nuevamente su actividad con el retorno del turismo internacional y la vuelta progresiva a los hábitos laborales y sociales de la población local.

El sector industrial, por su parte, ha dado muestras de resiliencia manteniendo su avance en el 6,1 por ciento frente a las primeras tensiones derivadas del conflicto bélico en Ucrania, mientras que la construcción ha impulsado su crecimiento hasta el 4,6.

Cual vaso comunicante y en relación a la reactivación productiva, el empleo ha crecido un 8,8 por ciento el primer trimestre del año, un incremento que, unido al último de 2021 (9,2), «ha permitido superar, por segunda vez consecutiva, los registros prepandemia».

CAEB afirma que el balance laboral ha apoyado la trayectoria ascendente del consumo del 13,3 por ciento en un contexto en el que la inflación ha encarecido rápida e intensamente diversos productos de la cesta de compra, como la vivienda (24 por ciento), el transporte (13) o los alimentos frescos (5,8). El IPC cerró el primer trimestre con un incremento interanual del 7,7 %.

Temporada turística

Según el informe, Balears afronta el verano con buenas perspectivas turísticas y se volverán a las cifras prepandemia, según CAEB, «siempre y cuando no surja ningún obstáculo adicional, ya que entonces la economía balear podría completar el proceso de normalización al cierre de este ejercicio económico de 2022».

Además, la patronal destaca que «la entrada en escena de nuevas fuentes de tensión global y elevadas dosis de incertidumbre, relacionadas con la duración desconocida del conflicto bélico ruso-ucraniano, dejan en abierto cualquier previsión sobre el próximo balance anual».

Así pues, el informe matiza que «la progresiva normalización de la economía balear asume el reto de digerir las tensiones del entorno, pues éstas podrían dilatar un proceso que ha costado sobremanera poner en marcha».

Puntualiza que el punto positivo para las Islas «reside en que el impacto directo de los actuales desajustes es inferior respecto de otras economías más vinculadas a cadenas de valor industriales».