Edificio principal del antiguo cuartel de Santiago de Maó

4

El edificio principal del viejo cuartel de Santiago será reconvertido en infraestructura educativa. Era el único al que no se había dado todavía un nuevo uso y ha encontrado su destino como sede de la escuela oficial de idiomas. Aunque la transformación no será inmediata.

El Ayuntamiento de Maó y la Conselleria de Educación trabajan en esa tarea, según informan fuentes municipales. El Consistorio pone a disposición del Govern el equipamiento y ha pedido a la administración autonómica la firma de una hoja de ruta y el convenio correspondiente para llevara adelante el proyecto.

La iniciativa ha surgido del Ayuntamiento a través de una carta del alcalde enviada al conseller en la que exponía la necesidad de reubicar la Escuela Oficial de Idiomas, que ahora tiene sede en el instituto Cap de Llevant.   

1.500 metros

El edificio, cuya fachada da a la calle Josep Anselm Clavé, tiene 1.500 metros cuadrados construidos y está calificado como equipamiento educativo en el Plan General.    El edificio en forma de «U» ubicado detrás de este es el que albergará la escuela de adultos, de modo que ambos formarán dentro de unos años un nuevo complejo educativo.   

El resto del suelo que había pertenecido al cuartel y que aún no    había sido liberado, es el destinado al geriátrico, en obras desde hace unos meses.

El problema de la financiación precisa para la reconversión del edificio tratará de ser solventado con ayuda externa. El Ayuntamiento ya se ha presentado a la convocatoria de los fondos Pirep (Programa de Impulso a la Recuperación de Edificios Públicos) del Ministerio de Transportes y Agenda Urbana con el fin de reducir el coste que pueda tener esta inversión para el municipio y para la Conselleria de Educación.

Por otra parte, se recuperará un edificio cuya falta de uso ha condenado al abandono y progresiva degradación, a pesar de ser de titularidad pública, estar catalogado y constituir patrimonio de la ciudad.

La idea es más clara que el calendario. En caso de que la propuesta sea aceptada, los plazos que maneja el Ayuntamiento marcan 2024 para que pueda iniciarse la inversión. La experiencia de la escuela de adultos, en el edificio trasero, que acumula varios años desde que se puso en marcha la reconversión, no invita al optimismo en cuanto a la celeridad del proyecto.

El alcalde Héctor Pons destaca que la idea «permitiría a la escuela de idiomas desarrollar todo su potencial y ampliar su actividad en mejores condiciones».