Empleados del aeropuerto de Menorca critican el servicio de autobús | Gemma Andreu

18

Los empleados del aeropuerto que utilizan el transporte público para ir al trabajo se las ven y se las desean para poder fichar con puntualidad. Con buena parte de la temporada por delante observan con preocupación como los cálculos que hacen –horario del servicio en mano– para salir de casa con tiempo se van al traste por los retrasos acumulados que sufren las líneas que conectan con la estación de autobuses de Maó, donde sale la lanzadera con destino a la terminal.

Una de estas trabajadoras, empleada en servicios de seguridad del aeropuerto insular, explica su experiencia personal. Vive en la Avinguda Francesc Femenías de Maó y prefiere que no se publique su nombre. Desde ese punto al aeropuerto Google establece un tiempo de llegada de seis minutos en coche o motocicleta, 16 minutos en bicicleta y 21 minutos en transporte público. Nada más alejado de la realidad. «Si entro a las 13 horas tengo que salir una hora y media antes e incluso hay veces que llego tarde», asegura, mientras lamenta que los autobuses no pasan en hora y que además, cuando cerca de su casa intenta tomar la línea que viene de Es Castell para poder ir a la estación de autobuses, «solo dejan bajar a gente, pero no dejan subir, no se entiende».