La doctora Popel, fotografiada frente a su trabajo en el ‘Mateu Orfila’ | Gemma Andreu

45

La doctora ucraniano-española Nadiya Popel Vyrstuk se reincorporará a su puesto de trabajo en la unidad de Urgencias del Hospital Mateu Orfila el próximo mes, un año y dos meses después de que fuera suspendida por sus manifestaciones en este diario contra la vacuna que combate la covid-19, entre otras presuntas infracciones.

La jueza del Juzgado Contencioso Administrativo número 3 de Palma ha atendido la segunda demanda interpuesta por su abogado contra la resolución de la Conselleria de Salud del Govern que la dejó sin empleo y sueldo cautelarmente el pasado octubre por un periodo de cuatro años a causa de dos faltas que estimó muy graves, con las que se cerró su expediente disciplinario.

La demanda solicitaba la suspensión de estas medidas cautelares que iban a estar vigentes hasta la celebración del juicio, estimado para junio de 2024. La defensa de la doctora Popel, a cargo del letrado Luis Miguel Ortega, vinculado a movimientos negacionistas, ha esgrimido el perjuicio económico y profesional que supone esta suspensión tan prolongada en el tiempo.

Noticias relacionadas

La magistrada jueza Sonia Martín Pastor entiende que la suspensión durante cuatro años «puede conllevar que cuando se dicte la sentencia la finalidad del recurso presentado por la doctora se pierda, puesto que ese periodo en la carrera de un médico sin poder ejercer sus funciones es mucho tiempo y se verían gravemente mermadas sus habilidades». Añade el auto que, sin prejuzgar el fondo del asunto, las sanciones se impusieron por declaraciones «vertidas en el ejercicio de sus funciones por lo que mantenerla en el cargo no conlleva un peligro inmediato por infracción de la lex arti para la vida o salud de sus pacientes. No quedan afectados los intereses generales», de ahí que estima la medida cautelar de suspensión.

La directora gerente del Área de Salud de Menorca, Ana Trenado, recibió el auto del juzgado Contencioso de Palma y comunicó al abogado de Popel Vyrstuk el pasado 17 de junio que la doctora debe reincorporarse a su puesto en Urgencias en el plazo de 10 días. El letrado recibió la notificación el día 24 por lo que debería volver al hospital el 4 de julio, aunque la médica agotará las vacaciones pendientes del año pasado por lo que su vuelta será probablemente, a partir del 15 de julio.

Nadiya Popel advirtió de los posibles efectos de la vacuna en una entrevista en «Es Diari» el 8 de abril de 2021 a partir de los pacientes que atendía en Urgencias. Días después realizó declaraciones similares en un canal de vídeo. Además Salud consideró faltas muy graves «regañar» a un paciente por haberse vacunado y colocar carteles contrarios a la vacunación en el mismo hospital.

La Fiscalía consideró que la suspensión de cuatro años a la doctora se ajustaba a derecho pero indicó que la Conselleria había vulnerado su libertad de expresión estimando así parte del recurso contra la suspensión. La doctora reaccionó denunciando a la Conselleria por acoso laboral y sostuvo que no era negacionista ni nunca había faltado a su deber de lealtad puesto que antes había informado a sus superiores y atendido a sus pacientes con corrección. «Si la vacuna provoca efectos secundarios, quizás mejor buscar otros remedios para la covid que no sean dañinos para las personas», dijo.