La carencia de profesionales afecta al transporte público y también a las mercancías. | Josep Bagur Gomila

10

El Govern balear reforzará los incentivos para la formación de futuros conductores de camiones y autobuses. Es una medida, pensada a medio plazo, para paliar la falta de profesionales que padece el sector del transporte terrestre en este comienzo del verano y que, entre otras cosas, ha provocado en el caso de Menorca problemas a la hora de cubrir servicios como las salidas escolares de final de curso o el Jaleo Bus.

Estas dificultades de empresas y administración pública se pusieron en común ayer durante la celebración del Consejo Balear de Transportes, a la que acudió de forma presencial la consellera de Movilidad, Francesca Gomis, para exponer la complejidad del asunto en la Isla y las dificultades que genera. También participaron el director insular Damià Moll y el representante de Astrame, Joaquín Bisbal. Gomis comenta que en la reunión quedó claro que la falta de profesionales es un problema a nivel europeo, «se estima que en unos años faltarán el 40 por ciento de los conductores», derivado en parte del hecho que se están jubilando aquellos conductores que tuvieron un más fácil acceso a la titulación para ejercer su profesión.

A corto plazo no se atisban soluciones viables. La insularidad juega a la contra, más aún en Menorca, y la formación de un conductor de autobús requiere varios meses. No es algo sencillo. Se necesitan el carné establecido además del denominado CAP. El Govern, con vistas más al medio plazo, se comprometió a iniciar una línea de financiación para aquellas personas, de cualquier edad, que quieran obtener la titulación, al estilo de la que ha convocado ya el Consell para el colectivo de jóvenes en Menorca.

Además, a través del SOIB, se pretende llevar a cabo un programa de formación directa a personas en situación de desempleo, con un compromiso de contratación por parte de las empresas de un 60 por ciento de los trabajadores que concluyan esta capacitación. Por último, la Conselleria de Educación está trabajando ya en la implantación, a poder ser para el curso 2022/2023, de un grado formativo para conductores de transporte por carretera, para el cual se ha desarrollado ya el programa. Gomis comenta que durante la reunión de ayer expresó la necesidad de este ciclo formativo se imparta también en un instituto de Menorca, donde este problema considera que es más acuciante por las dimensiones de la Isla y la doble insularidad, y que la respuesta por parte del Ejecutivo autonómico fue positiva en este sentido.