El Plan General prevé pedir la adscripción del área donde solían echar el ancla los cruceros en Ciutadella

El Plan General de Ports de les Illes Balears, que está en estos momentos en trámite, contempla una solución para que los cruceros puedan volver a fondear en las inmediaciones del puerto de Ciutadella, sin incumplir la Ley de Navegación Marítima y sin suponer una amenaza para las praderas de posidonia. En el capítulo de acciones a emprender, este documento incluye solicitar la adscripción al organismo autonómico del área de lámina de agua en que se encuentran los dos puntos de fondeo en que Capitanía Marítima acostumbraba a autorizar los fondeos de cruceros hasta hace unos meses.

Estos dos puntos de fondeo están ubicados fuera de la zona II actual del puerto de Ciutadella. En la zona II Ports puede autorizar el fondeo de una embarcación si es posible y se justifica, y lejos de las praderas de posidonia que protege la normativa autonómica. La actual zona II de Ciutadella, que cubre una superficie cercana a los 400.000 metros cuadrados, es insuficiente para el fondeo de cruceros por cuestiones de operatividad del resto del tráfico marítimo y medioambientales. Si Ports lograra su propósito de ampliarla con esta adscripción, estaría en su mano autorizar los fondeos de forma    legal.

En el Plan General de Ports, que marca como periodo de vigencia el comprendido entre 2018 y 2033, no se hace ningún tipo de referencia a la situación actual de imposibilidad de fondeo de los cruceros. Es más se justifica esta solicitud de adscripción de esta lámina de agua simplemente por el hecho que para estos fondeos (cuando se empezó a elaborar el documento se permitían) «los capitanes de los buques solicitan información al práctico de Ciutadella, por lo que parece adecuado que esta zona sea adscrita aPorts para una mejor gestión».

Desde Ports comentan al respecto que cualquier paso en este sentido debe esperar a que se apruebe de forma definitiva el Plan General, para lo que quedan todavía algunos pasos. Además, dejan claro que cualquier actuación de este tipo requerirá del beneplácito de la Demarcación de Costas, así como los informes favorables de la Conselleria de Medio Ambiente y del Ministerio del mismo ramo. Se trata de una zona sensible.

Como sucede con todas las acciones que se han incluido en el Plan General, el desarrollo de esta medida necesitará de la previa elaboración de un proyecto y su tramitación, así como profundizar en el detalle de la lámina de agua que debería ser adscrita a Ports.Las referencias incluidas en el plan son orientativas. Es decir, que en ningún caso es una medida factible a corto plazo.