Turistas en el aeropuerto de Menorca, en una imagen de archivo.

9

Las cifras récord de pasajeros que el Aeropuerto de Menorca registró en el mes de abril no se han reflejado en el sector hotelero. Según la Encuesta de Ocupación Hotelera publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), solo abrieron 25 establecimientos (sin contar el alojamiento rural, ni los apartamentos y viviendas turísticas), lo que supone 3.047 plazas de alojamiento en los hoteles tradicionales, no llega al diez por ciento de la planta. Hay que remontarse al año 2011 para encontrar una cifra más baja de establecimientos abiertos en un mes de abril, a pesar de que 2022 ha supuesto la llegada de 30.000 personas más que antes de la pandemia.

Los establecimientos hoteleros (hoteles, aparthoteles, hostales, pensiones) que sí abrieron sus puertas en el mes de abril registraron una ocupación media del 55,91 por ciento, 9,46 puntos más que en el año 2019 aunque con menos planta abierta. De hecho el número de pernoctaciones ha sido inferior al mes de abril previo a la covid, pasando de las 52.219 de hace tres años a las 51.103 del mes pasado. La planta abierta ha registrado un descenso significativo, del 35,6 por ciento, en el número de pernoctaciones de clientes nacionales, mientras que las noches pagadas por clientes extranjeros han crecido un 60 por ciento. Cabe recordar en este punto que la llegada de visitantes extranjeros se ha avanzado este año, con los mercados británico y francés como grandes protagonistas. La estancia media de los clientes de hotel se ha reducido de los 3,37 días de 2019 a los 2,53 de este ejercicio.

Ingresos

En relación a los indicadores de rentabilidad hotelera, los datos del INE reflejan un incremento de la tarifa media diaria, que se sitúo el mes pasado en los 67,9 euros (en 2019 fue de 63 euros tras una espectacular subida). En cuanto a los ingresos medios por habitación disponible, uno de los grandes indicadores de rentabilidad del sector, fue de 41,6 euros, un 18,5 por ciento más que en el mismo mes del año 2019. Tanto el precio medio diario, como los ingresos por habitación marcan los valores más altos de toda la serie histórica.