Un usuario del geriátrico de Ciutadella en la plaza del Hospital | Josep Bagur Gomila

0

Los ocho ayuntamientos menorquines recibirán del Govern 11.241.000 euros por un periodo de tres años, de 2022 a 2024, para atender la dependencia. La consellera balear de Asuntos Sociales, Fina Santiago, firmó este miércoles en Manacor el convenio respectivo con cada uno de ellos.

La cuarta parte de esos recursos están dirigidos a financiar los servicios de ayuda a domicilio en función de las horas que cada ayuntamiento dedica. Maó, con 51.200 horas, percibirá 977.000 euros y Ciutadella, con 36.000 horas, 688.000. En casos como el Ayuntamiento de Es Migjorn, que todavía carece de geriátrico, este servicio está más reforzado y recibe también más ayuda que otros municipios    con más población. Es Mercadal es el único que no se acoge a esta opción probablemente por tenerlo asociado al centro geriátrico.

Este es uno de los servicios más reforzados en el nuevo convenio por cuanto la atención domiciliaria evita desplazar a las personas dependientes de su entorno y, por otra parte, reduce la presión sobre los geriátricos. Una de las novedades más destacadas de los nuevos convenios es precisamente el aumento del salario a las personas que cubren este servicio, que pasarán de cobrar 17 euros la hora a 19,3, loque supone un incremento del 12,5 por ciento.

Lista de espera

«Atender a las personas mayores es más que disponer de residencias geriátricas», explica la consellera menorquina Bàrbara Torrent, pero en este campo se está ralizando un gran esfuerzo inversor como respuesta a la presión de las listas de espera para ingresar en alguno de estos centros. «En estos momentos 318 personas están esperando una plaza de residencia de dependencia», algunas de las cuales están ocupando ya alguna plaza municipal, no concertada, añade.

Seis de cada diez plazas de residencia en los geriátricos pertenecen a la red pública de atención a la dependencia y el resto son municipales o insulares. La demanda es creciente, motivo que justifica las obras o proyectos en marcha para aumentar la oferta. Así, en la que se construye en el antiguo cuartel de Santiago en Maó habrá 120 nuevas plazas; en Sant Lluís, con el proyecto licitado, se dará cabida a otros 26 residentes; y en Es Castell y Es Migjorn, pendiente aún de la redacción del proyecto, se crearán hasta un centenar de plazas entre ambos.

El Govern subvencionará además el transporte para los centros de día a aquellos ayuntamientos que pongan en marcha este servicio y soliciten la ayuda.