La ministra de Defensa dice que el monolito de la Esplanada de Maó cumple con las exigencias de la ley de Memoria Histórica de 2007 y que no será retirado

18

La ministra de Defensa, Margarita Robles, señaló esta semana que el monolito de origen franquista situado en la Esplanada de Maó cumple con las exigencias de la ley de Memoria Histórica de 2007 y, por ello, no será retirado, salvo que la futura normativa así lo exija.

Así ha respondió Robles durante la sesión de control del Senado al Gobierno a la senadora del ERC Elisenda Pérez Esteve, quien ha preguntado cuándo tenía previsto el Gobierno retirar el monolito "A los caídos por Dios y por España" situado en la plaza de la Explanada de Maó, en la entrada de una zona militar perteneciente al Ministerio de Defensa.

La ministra ha señalado que, en 2009, se suprimieron las alusiones al franquismo del monumento, se modificó el escudo por el emblema constitucional y se cambió el lema, con lo que ha afirmado que "en este momento se cumple la ley".

La senadora de ERC ha replicado que el monumento, levantado en 1939, fue construido "forzosamente" por encarcelados del franquismo y a partir de materiales provenientes de talayots prehistóricos, con lo que ha insistido en su retirada "por honor", a pesar de que pueda estar dentro de la ley.

Robles ha expresado su condena "más absoluta e inequívoca" a todo lo realizado por el franquismo y lo que representó, y ha avanzado que si la ley de Memoria Democrática que se encuentra en tramitación exigiera alguna modificación, el Ministerio de Defensa cumpliría con ello.