Estado en el que se halla el tramo de L’Argentina después de seis años de obras paralizadas

Este miércoles estaba convocada la mesa de contratación para resolver el contrato de obras del tramo de carretera general que incluye el puente de L’Argentina, pero ha sido desconvocada porque no hay ofertas. Ninguna constructora se ha interesado por ejecutar los 2,5 kilómetros de este proyecto desde Alaior hasta el citado puente.

El Consell deberá convocar un nuevo concurso y mejorar el presupuesto de salida si, como parece, es la causa primera del desinterés que ha despertado entre las grandes empresas de Menorca. El proyecto, que reducía ligeramente la superficie de actuación, había salido a licitación por 2,6 millones de euros y daba un plazo de ejecución de nueve meses.

El detalle del presupuesto reservaba 118.317 euros para la finalización de la rotonda proyectada y con el puente iniciado de L’Argentina, donde se aprovecha la estructura ya levantada. Ha sido indultada políticamente del derribo, pero ello no la exime de momento de su culminación.

La Conselleria de Movilidad asume el revés como un nuevo escollo para reemprender unas obras que llevan paralizadas más de seis años. El conseller del PP Adolfo Vilafranca lo recordaba en el pleno celebrado en febrero al coincidir con el aniversario de la firma de la rescisión del contrato de obras, aunque los trabajos estaban paralizados de facto desde medio año antes.

La demora, añadida al retraso citado, supone que solo con la optimización de los plazos de la nueva convocatoria, la adjudicación del contrato y el comienzo de las obras, estas podrían estar acabadas antes de que concluya el actual mandato político. Difícilmente se llegará al segundo tramo, que incluye el derribo del puente de Rafal Rubí.