Marc Pons, durante su intervención en la primera jornada del congreso socialista | Manolo Barro

9

El PSOE de Menorca abrió este sábado su XIV Congreso con una reivindicación generalizada de las políticas realizadas para combatir la pandemia y el reto de reforzar su presencia en las instituciones en las elecciones de 2023. Tanto en los audiovisuales introductorios, en que intervinieron los números uno de los municipios y de las otras islas, como en los parlamentos de Marc Pons y Carol Marquès se destacó la respuesta que los socialistas ofrecieron ante la aparición del virus, en contraposición tanto con lo que se hizo en la crisis de 2008 como con los postulados de la derecha.

«Muchas veces me pregunto qué hubiera sucedido si en lugar de nosotros hubiera gobernado la derecha en la mayoría de las instituciones, y me da miedo pensarlo», afirmó Marquès en relación a los duros primeros momentos de la pandemia. Marquès ofició de anfitriona en la sala Albert Camus en una primera jornada del Congreso con algunas bajas, precisamente, por la proliferación del virus.

Marquès, como los dirigentes locales que hablaron para los vídeos, insistieron en la importancia de haber puesto el bienestar de las personas en el centro de sus políticas. Marc Pons, que intervino en calidad de miembro de la Ejecutiva Federal, animó a «cuidar lo público», puesto que, aseguró, la administración «ha actuado como red de protección» ante la parálisis económica derivada de la pandemia. En otro orden de cosas, puso de manifesto la importancia de poder disponer de una visión insular dentro del máximo órgano de decisión del PSOE y enfatizó la relevancia de la transición energética.