El bono social caduca a los dos años y tiene que renovarse para seguir recibiendo el descuento | Gemma Andreu

0

En 2021 se beneficiaban del bono social de la factura de la luz 1.465 familias menorquinas, una cifra que representa solo el 2 por ciento de los clientes de Endesa en la Isla, ya que muchas no renuevan la reducción una vez esta caduca a los dos años. Del total de beneficiarios, un 6,66 por ciento son pensionistas, el 44,7 por ciento son familias numerosas, el 49 por ciento son personas en situación de vulnerabilidad y el 1,62 por ciento, colectivos afectados por la crisis económica derivada de la covid-19 que se han acogido a la ayuda.

Reducción en la factura

Se trata de un descuento de entre el 25 y el 40 por ciento en la factura eléctrica que las familias (a excepción de las numerosas) tienen que renovar cada dos años, con el fin de que la compañía verifique que se siguen cumpliendo los requisitos de asignación definidos por el Gobierno.

Por ello, compañías como Endesa han intensificado las campañas informativas, a través de correo electrónico, SMS y con la factura, para acelerar las renovaciones antes de que se caduque el bono y seguir con nuevas tramitaciones. Además, recuerdan que en caso de que la bonificación supere el plazo de caducidad, se dejará de percibir la reducción en la factura y se tendrá que volver a solicitar. Los interesados disponen de varias vías para pedir el descuento, mediante la aplicación Energía XXI Bono Social, correo electrónico o telefónicamente.

En el conjunto de Balears, Endesa tenía a finales de año 15.000 familias adheridas al bono social.