Colegio Pere Casasnovas de Ciutadella, uno de los muchos con profesores de baja por el coronavirus. | Josep Bagur Gomila

8

La bolsa de profesores para realizar sustituciones urgentes de colegas contagiados por la covid-19 está asignada en su totalidad desde el 10 de enero, primer día de este segundo trimestre y sus integrantes, dos docentes para Secundaria y nueve para Primaria, once en total, no dan abasto. El número de profesionales de baja es ahora mismo más del triple, son 37 los docentes positivos, según los datos de seguimiento de la pandemia ofrecidos ayer por la Conselleria de Educación. En cuanto a los alumnos, los positivos acumulados en los últimos siete días entre escolares menorquines de 3 a 16 años es de 444, cuando la semana anterior eran 255, casi el doble.

El sindicato de enseñanza pública STEI considera el sistema de sustitutos exprés «una buena idea» que necesita más recursos humanos porque «es claramente insuficiente para cubrir la totalidad de las bajas que se registran en los colegios e institutos de Menorca», según declara Damià Sansaloni, permanente sindical de Enseñanza Pública del STEI en la Isla. La bolsa representa un apoyo para los centros pero estos tienen que tirar de sus propias plantillas y reorganizarlas para cubrir a los profesores positivos.

El delegado de Educación en Menorca, Joan Marquès, es consciente de que la bolsa no da para afrontar las bajas diarias y reconoce «el esfuerzo que supone para los equipos directivos y los maestros» esta situación, ya que además con el cambio del protocolo los niños no entran en cuarentena como al inicio del curso. Ahora un aula solo se confina si el número de casos es superior a cinco o supera el 20 por ciento del total de alumnos, por lo que hay más estudiantes que acuden a clase mientras sus profesores están en casa guardando aislamiento.

Otro factor que complica la situación actual con la avalancha de contagios es que también dentro de la bolsa de sustitutos exprés ha habido bajas por positivos, señala Marqués, quien no obstante subraya que «no se ha dejado de dar clase en ninguna escuela de la Isla por las bajas de los docentes». También señala que el confinamiento de docentes no implica necesariamente que no realicen tareas telemáticas de apoyo desde casa si pasan la enfermedad asintomáticos o leves.

Itinerantes

El trabajo de los docentes sustitutos tiene una dificultad añadida y es que son asignados a distintos centros en función de las bajas y las necesidades, lo que implica que pueden dar clases siete o diez días seguidos en un colegio o instituto pero a veces pueden ir a dos o tres centros en una semana.

El STEI considera que ante la situación de contagios actual la bolsa de sustitutos debería multiplicarse «por siete u ocho», señala Sansaloni, porque con la dotación actual «solo se puede cubrir el 10 o 12 por ciento de los bajas». Además apunta que las sustituciones urgentes deberían haber funcionado antes, desde el inicio de curso para Secundaria, y que «deberían extenderse al máximo de profesores, también especialistas».

En la actualidad Educación contabiliza 96 grupos en cuarentena en todas las Islas, de los cuales 83 están en centros de Mallorca, ocho en Menorca, cuatro en Eivissa y uno en Formentera.