Las dificultades surgen en proyectos sobre tejados con tejas protegidas. | Archivo

6

El concejal de Urbanismo de Ciutadella, José López, informó en el pleno que el Ayuntamiento ha realizado ya la «encomienda de redacción de modificación» del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico Artístico (Pepcha). Según detalló, «se encargó el año pasado para modificar seis o siete puntos concretos del plan especial, y uno de ellos era para regular la instalación de placas solares» en los tejados de las viviendas del núcleo antiguo.

López compartió esta información a raíz de la moción que presentó el grupo municipal del Partido Popular, para lograr un cambio normativo que «permita» la instalación de equipos fotovoltaicos. Consideró el concejal del PP,    Joan Benejam, que este es un ejemplo más de que «las necesidades de la sociedad van por un lado y, la normativa, por otro», en un momento en que incluso las instituciones animan a la ciudadanía a apostar por la transición energética y las tecnologías limpias.

La moción fue rechazada por el gobierno municipal, a pesar de que «compartimos y es necesario encarar la modificación del plan especial». Así lo indicó José López, quien quiso «clarificar que actualmente el plan especial no prohíbe la instalación de placas solares». Matizó que el hecho de que «no esté regulado, no significa que esté prohibido», y de hecho «se han autorizado muchas placas solares». Cuando se trata de «terrats no se ponen inconvenientes si no se ven desde la calle; otra cosa es que no se autoricen placas solares sobre teja protegida». En estos casos «muchas veces se han tenido que recolocar» sobre la azotea para respetar el plan especial.

Justificó López su rechazo a la moción por considerar que no es cierto que no estén «permitidas» este tipo de infraestructuras y, por otro lado, porque «la encomienda de la modificación ya está hecha y no votaremos lo mismo dos veces».

Por su parte, la alcaldesa Joana Gomila quiso puntualizar que la modificación del Pepcha para la que ya «se ha contratado a un arquitecto, con un procedimiento abierto», incluye los puntos «surgidos de la Comisión de Patrimonio ante la preocupación» por contar con un plan que resulta un tanto desfasado.

Joan Benejam lamentó el rechazo a la propuesta y que no se avance en una cuestión que presenta «limitaciones».