El año pasado el colegio tenía un ATE a jornada completa más otro parcial, ahora no tiene ninguno

1

El colegio público Mare de Déu de Gràcia, de Maó, se ha quedado momentáneamente sin ningún auxiliar técnico educativo para atender a los 11 alumnos matriculados en el centro, con necesidades especiales, considerando que en esta escuela cuenta con otros niños y niñas que requieren una dedicación mayor por enfermedades crónicas.

Si la situación ya se había agravado al inicio del curso el pasado 10 de septiembre cuando al colegio le había sido retirado el auxiliar del que disponía el curso anterior, más otro parcial de apoyo, desde la pasada semana resulta todavía más compleja. El centro compartía un auxiliar técnico educativo con el Colegio Público de Fornells, tres días a la semana el primero y dos el segundo. La directora Lidia Roselló trasladó la reclamación a la Conselleria de Educación, que finalmente le asignó a la auxiliar del Instituto Joan Ramis i Ramis, de Maó, para que acudiera los cinco días de la semana, mientras que la otra profesional pasaba a dividir su tiempo entre el centro de secundaria y el colegio de Fornells.

Sin embargo, la trabajadora ahora asignada a la escuela mahonesa está de baja tras haber acudido al centro apenas un par de días, como consecuencia del elevado volumen de trabajo que debe realizar a diario, indican fuentes del mismo centro educativo.

La situación vuelve a ser harto preocupante para el CEIP Mare de Déu de Gràcia que desde esta semana no dispone de ningún auxiliar técnico educativo para la labor de apoyo con los alumnos que tienen necesidades especiales. A la espera de una solución que pasaría por incorporar a otro ATE, la directora del colegio, Lidia Roselló, solicitó el lunes a la Conselleria un profesor covid sustituto para redistribuir las urgencias del centro y dar respuesta a la atención que precisan los alumnos de los que normalmente se encarga la auxiliar técnica educativa. «Además de estos 11 alumnos tenemos otro grupo extenso con enfermedades crónicas que precisan un cuidado especial, aunque en la Conselleria consideren que no es necesario», señala la directora.

El delegado de Educación en la Isla, Joan Marqués, explicó ayer que si la baja de la auxiliar que había sido asignada al colegio mahonés se confirma para una duración prolongada, el próximo lunes, día 11, se cubrirá con otra profesional de la bolsa de interinos.