Imagen del puerto exterior de Ciutadella del 14 de septiembre, fecha en la que atracó por primera vez el buque de GNV Sealand | Gemma Andreu

10

Ports de les Illes Balears no está obligado a realizar la tramitación ambiental del proyecto de mejora y ampliación de las líneas de atraque de Son Blanc, a pesar de tratarse de una obra de envergadura que contempla cuatro duques de alba con el fin de permitir la operatividad a buques de hasta 190 metros de eslora.

El proyecto ha superado ya el periodo de exposición pública y está listo para ser licitado por un  presupuesto global de la obra de 4.224.687 euros, según informa el organismo portuario. Liberarse de ese requisito le va a permitir agilizar la convocatoria del concurso y la adjudicación de las obras.

Biodiversidad

¿Por qué Ports puede saltarse la tramitación ambiental? Según explica este organismo, previamente ha solicitado sendos informes a las direcciones generales de Biodiversidad de la Conselleria de Medio Ambiente del Govern Balear y del Ministerio para la Transición Ecológica. Ambos concluyen que la posible afectación a especies de la fauna marina «no es significativa» y, por otra parte y sobre todo, las obras se llevan a cabo en zona porturia.

No obstante, Ports ha consultado a la Comisión Balear de Medio Ambiente si era preceptivo el informe de impacto ambiental, exigido siempre en obras sobre el medio marino o natural. La Comisión ha considerado que al disponer de los informes de las direcciones generales de Biodiversidad es potestativo de Ports realizar o no esa tramitación, pero entiende que no es necesaria y puede saltarse el requisito.       

Jesús Méndez

La exención de ese trámite no ha pasado desapercibida para el parlamentario autonómico Jesús Méndez, quien ha preguntado al Govern por los motivos por los que no se considera requisito necesario el informe de impacto ambiental para llevar a cabo las obras de ampliación del dique de Son Blanc.

El diputado menorquín de Ciudadanos plantea, en concreto, que se atiendan las conclusiones del informe de evaluación de impacto ambiental para que el dique de Son Blanc vea aumentada su capacidad», puesto que la citada ampliación «debe realizarse con todas las garantías», según expone en la pregunta planteada.

Por otra parte, Méndez ha aprovechado para solicitar información sobre las necesidades comerciales de Ciutadella para la ampliación de Son Blanc, así como la tipología de buques que podrán amarrar al disponer de los duques de alba y las características de las mercancías que van a desembarcarse a través de la nueva infraestructura.