La alta demanda y una menor oferta de vuelos convierten a Menorca en el destino balear más caro

Menorca afronta uno de los veranos más cruciales para la industria turística con una enorme desventaja respecto a sus más directos competidores, Mallorca y Eivissa. Los precios del billete para viajar a la Isla tanto en rutas nacionales como en internacionales durante el verano en ciernes son sustancialmente más costosos que en el caso de las islas vecinas. En los casos más extremos las tarifas son hasta diez veces superiores en Menorca y el coste de las vacaciones puede suponer en plana crisis económica derivada del coronavirus un factor decisivo a la hora de escoger lugar de vacaciones.

Algunos factores habituales como una programación aérea más reducida y no tan sobrada de competencia como el resto de aeropuertos del Archipiélago y la notable dependencia de rutas en manos de turoperadores se suman este año a una importante pujanza de la demanda por el destino para crear el cóctel propicio para que los precios se disparen, como este diario ha podido comprobar a través de un análisis comparado desde algunos de los principales aeropuertos de origen españoles y extranjeros.

La simulación de compra esta hecha a través del comparador de vuelos Skyscanner y selecciona las combinaciones horarias y de compañía más económicas con la ida el 16 de julio y la vuelta el 22 del mismo mes. Los resultados son llamativos, empezando por la ruta más cercana y utilizada, Barcelona, desde donde el viaje a Menorca (ida y vuelta) asciende hasta los 74 euros, más del doble que los 32 euros para volar a Mallorca. También viajar a Menorca desde Madrid saldrá un 21,5 por ciento más caro que a Mallorca y un 55 por ciento más que a Eivissa. En la ruta con Bilbao las diferencias son mayores. Menorca resulta casi el doble de cara que Mallorca y Eivissa.

Atendiendo a las rutas internacionales se produce un fenómeno similar. Viajar desde los aeropuertos de Londres hasta Menorca cuesta como mínimo 122 euros, por los sorprendentes 18 euros de Palma, una diferencia del 577 por ciento, o los 50 de Eivissa, aunque la ruta británica que registra más diferencias es la de Birmingham. En este caso las fechas se modifican ligeramente (ida el 16 y vuelta el 23) para poder comparar vuelos directos con las tres islas. Viajar a Menorca sale por 210 euros ida y vuelta, diez veces más que los 20 euros que se ofertan a Mallorca.

Tampoco se escapan de esta realidad conexiones con otros países como Francia y Alemania. Viajar desde París a la Isla sale un 33,6 por ciento más caro que a Mallorca y un 56,8 por ciento más costoso que a Eivissa. Hacerlo desde Munich es un 44,7 por ciento más caro con destino Menorca que con destino Mallorca.