La presidenta Mora, junto al alcalde Carreres, la edil Queta Camps y Cristina Gómez, en Ferreries. | Josep Bagur Gomila

W
4

Uno de los proyectos financiados con las inversiones sostenibles es la instalación de un sistema de telecontrol en el servicio municipal de agua potable de Ferreries para evitar fugas.

El proyecto tuvo un presupuesto de 50.674 euros y Ferreries ya lo tiene en marcha. Con este sistema se controla toda la gestión del agua potable, desde los pozos, hasta la red de canalización y el depósito. El telecontrol avisa a los técnicos si el depósito está a punto de llenarse o está demasiado vacío, así como también controla los niveles de cloro y el caudal diario.

El Ayuntamiento calcula que en estos momentos tiene controlado el 65 por ciento del agua que consume. El 35 por ciento restante o bien se pierde por fugas o está al margen del sistema debido a que sigue habiendo consumidores que no están registrados u otros que tienen los contadores averiados. Con el nuevo sistema se espera que en 2020 la eficiencia suba al 75 por ciento.

Ferreries tiene tres pozos que abastecen la población (Calafi, Biniatrum I y Biniatrum II). Ahora, con las inversiones sostenibles, se ha empezado a construir un nuevo pozo y también se han cambiado las tuberías de agua corriente de diversas calles, con lo que confían mejorar la gestión del agua.