El fuerte viento y el oleaje han provocado situaciones como la sufrida por esta barca en Es Grau | Javier Coll

0

El fuerte viento que ha azotado Menorca ha llegado la noche de este viernes y mañana del sábado a rachas de 87 kilómetros por hora en Maó, 81 en Es Mercadal y 70 en Ciutadella.

Entre las consecuencias provocadas por ello se encuentra el cierre de los puertos de Ciutadella y Maó -este último reabierto la mañana de este sábado-, por fenomenos meteorológicos adversos, con de hasta 4 metros. Los bomberos de Maó, por su parte, han realizado durante la noche del viernes y la mañana del sábado seis salidas, entre ellas dos por riesgo de desprendimiento de ventanas en las calles de Gràcia y Rector Mort, caída de un árbol en Vives Llull y control de una quema autorizada en un suelo forestal de Sant Lluís. Los bomberos de Ciutadella también tuvieron que intervenir para extinguir dos quemas controladas en parcelas junto a la carretera general sobre el kilómetro 32, la noche de este viernes. Por otra parte, el Ibanat ha suspendido la autorización de uso de fuego durante este sábado. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha cambiado sobre las 11 horas la alerta a amarilla (riesgo) hasta las 17 horas.
olas