Las trabajadoras denuncian el incumplimiento del pago de las nóminas por parte de la empresa KLE | Javier Coll

7

El Aeropuerto de Menorca vive este martes la primera jornada de huelga de las trabajadoras de la limpieza, un paro que sigue el cien por cien de la plantilla, 22 empleadas, aunque son 17 las que llevan dos meses y medio sin cobrar de la empresa concesionaria, Kle Servicios Integrales. Las trabajadoras están cumpliendo con los servicios mínimos establecidos por el Ministerio de Fomento, del 50 por ciento (tres trabajadoras por la mañana, dos por la tarde y una por la noche), aunque los recurrirán al considerarlos "ilegales" y ya han pedido la cautelar para que no se apliquen mientras se dirime su legalidad.

En un día de poco tráfico aéreo en el aeropuerto menorquín, los efectos de la huelga todavía no se dejan notar demasiado, aunque los primeros signos de suciedad se empiezan a percibir en el vestíbulo de facturación, en el que las trabajadoras continúan con la recogida de alimentos para ayudar a las compañeras más desfavorecidas. Vigilantes de seguridad se están encargando de la vigilancia de la zona en la que se hallan concentradas las trabajadoras, que están recibiendo muestras de apoyo por parte de empleados de otras áreas del aeropuerto.

La huelga, de carácter indefinido, persigue, además del pago de las nóminas atrasadas, que ha abocado a las limpiadoras a una difícil situación de la que corresponsabilizan a AENA, el cobro de intereses de demora, el pago del plus de transporte a la plantilla, el pago de la nocturnidad y el cumplimiento del convenio. AENA anunció públicamente la pasada semana el inicio de expediente para sustituir a la empresa, que ha presentado concurso de acreedores.