Miquel À. Casasnovas, Juan Camín y Francisco Tutzó, este lunes en Ciutadella

13

El economista Juan Camín, que ha desempeñado relevantes cargos ejecutivos en Nestlé, identificó este lunes, en el transcurso de un encuentro organizado por el Cercle d'Economia de Menorca, los retos de la nutrición en un mundo globalizado y las posibles soluciones.

Camín, que desde hace años mantiene una intensa relación con Menorca, donde adquirió una casa, denunció la competencia desleal de las potentes grandes empresas de distribución en España frente a una industria alimentaria muy atomizada. Advirtió que en treinta años se reducirá la superficie cultivable, un recurso cada vez más escaso, al igual que el agua.

Propugnó una política de seguridad alimentaria basada en producir más, contaminar menos y utilizar una menor superficie. Entre las medidas a aplicar destaca la disminución del consumo de carne y sustituir las proteínas animales por insectos, ricos en minerales y vitaminas, con un gran aporte de fibra. Pero la entomofagia aún se resiste a incorporarse a la cultura gastronómica occidental.

También deberá recortarse drásticamente el desperdicio alimentario, con el que se pierde el 30 por ciento de la producción; y a nivel personal, reducir el sobrepeso y la obesidad con una menor ingesta. Camín instó a cambiar los hábitos alimentarios y combatir el sedentarismo con actividad física.