Un ciudadano en la cabina de votación en las pasadas elecciones autonómicas de mayo. | Josep Bagur Gomila

W
11

La negociación para alcanzar una candidatura unitaria de la izquierda al Senado se encalló ayer y seguirá hoy, último día para inscribir la coalición, sin visos de un acuerdo fácil después de que saltara a los medios el nombre de la socialista Joana Barceló como candidata, para sorpresa de la propia interesada. Una información de la televisión autonómica IB3, en la que se sostenía que Barcelo había sido propuesta por el PSOE, algo que el secretario de Organización del partido, Damià Borràs, desmintió, contundente, a este diario, ponía de manifiesto lo difícil que está siendo lograr un acuerdo y las maniobras de las fuerzas políticas que aspiran a ir juntas el 23-J. Según esa información Joana Barceló era apoyada por Més per Menorca y por Esquerra Unida.

Pablo Jiménez, quien lleva la negociación por parte de EU-IU, fue categórico y negó que de su formación hubiera salido tal propuesta, «nunca hemos hablado de esta persona», declaró, molesto porque se lanzara el nombre de Barceló, no por la expresidenta del Consell, sino porque este juego «entorpece» las conversaciones, «esto no tiene nada que ver con nosotros, sienta muy mal, no es lo que habíamos acordado hablar», aseguró.

Este diario intentó contactar sin éxito con dirigentes de Més per Menorca para que valoraran la situación y conocer si ven o no con buenos ojos a Joana Barceló, pese a que el propio Damià Borràs descartó haberla propuesto, pero los nacionalistas guardan silencio.

Alguien de consenso más allá de siglas

Noticias relacionadas

Desde Esquerra de Menorca, Jiménez afirmó que «hemos hablado de la posibilidad de esa coalición de izquierdas, pero no hay nombres de personas sobre la mesa», aunque EM-IU prefiere una persona de consenso, alguien independiente de los partidos, «que pueda representarlos a todos, de amplio reconocimiento», que pueda atraer el voto de las personas que se identifican con las tres formaciones que integrarían la coalición. Pese a estar alejada de la política activa desde hace años es evidente que Joana Barceló no entra en esas coordenadas que marca EM-IU. Jiménez también recuerda que hoy acaba el plazo para inscribir la coalición pero hay tiempo hasta el día 19 para cerrar listas.

En este mismo sentido se manifestó la secretaria general del PSOE, Susana Mora, quien se mantiene más optimista que el veterano Damià Borràs pero reconoció ayer que esa filtración de un nombre estuvo «a punto de hacer saltar todo por los aires», al mismo tiempo que negó que su partido haya hecho ninguna propuesta de candidatos. Ella misma tampoco contempla postularse «por motivos estrictamente vitales», dijo, ya que está a punto de ser madre, «a mí me toca estar aquí en la oposición».

Mora afirmó que la negociación para la candidatura unitaria al Senado por ahora es «de mínimos» y que «hay margen para hablar de candidatos». Pese a que Francina Armengol, secretaria general del PSIB, anunció el miércoles que las candidaturas socialistas al Senado por Menorca y Eivissa-Formentera «serán unitarias con todas las fuerzas de izquierda», el PSOE menorquín niega cualquier instrucción de la dirección del partido en Balears para que ese acuerdo con Més y EM-IU tenga forzosamente que producirse.