Cristòfol Pons, durante la inauguración, junto a la obra con la que ha ganado el Premi Francesc Gimeno. | T.P.

2

El artista menorquín Cristòfol Pons (Ciutadella, 1981) lleva cerca de tres años trabajando en una serie de pinturas que toman como punto de partida «los ejercicios de violencia que se hacen a través de las instituciones, los gobiernos, estados...». Su objetivo final es dejar constancia en sus cuadros de «cómo mecanismos de esa macroestructura de sistema que llamamos capitalismo tienen una repercusión directa sobre la vida de los ciudadanos».

Una línea de trabajo que ya está dando frutos. El más destacado es el de haber resultado hace unos meses ganador del XVI Premi de Pintura Francesc Gimeno, organizado por el Ayuntamiento de Tortosa (Tarragona) y dotado con 5.000 euros. Ha sido gracias a su obra titulada «Disturbios en la segunda sede del FMI», que se exhibirá hasta el 31 de julio en el Museu de Tortosa, de cuya colección pictórica pasará a formar parte permanentemente.

El jurado destaca «la factura clásica pero de estética contemporánea, próxima al muralismo reivindicativo, a la ilustración y el underground». En el lienzo se representa una manifestación violenta frente al edificio en llamas del Fondo Monetario Internacional. Pons figura entre quienes defiende que hay que explicar las obras pictóricas. «Acompañarlas de un discurso hablado es un ejercicio superimportante», asegura quien quiere dejar constancia sobre «cómo decisiones que se toman en una oficina de Washington tienen repercusiones directas sobre nuestra vida en Menorca».

«El tema del cuadro surgió a raíz de la idea de que siempre se nos culpabiliza de todos los problemas que se están generando a nivel global», añade el pintor, que desde el pasado fin de semana expone un tríptico de la misma temática en ABM Confecciones, un espacio para el pensamiento, la acción y el debate ubicado en Puente de Vallecas (Madrid).

Una visión más completa del proyecto de Pons, con un estilo muy ligado a la manera de narrar  del cómic, se podrá ver del 1 al 15 de julio en el Espai Sant Josep de Ciutadella. Por otra parta, el autor ha sido seleccionado en la primera edición del Mallorca International Art Award.