Xavi Morató, ganador en 2014, en la sala del Canal Salat, espacio que este año volverá a acoger el premio | Josep Bagur Gomila

2

Todo apuntaba a que, después de 14 años de ‘exilio’, el Premi Born regresaría en 2020 a su casa, el Teatre des Born, pero finalmente no será posible. El espacio cultural, cuya apertura prevista para el pasado mes de marzo tuvo que ser suspendida como consecuencia de la pandemia, sigue sin tener una fecha cerrada para su regreso. Desde el área de Cultura del Ayuntamiento de Ciutadella reconocían hace unas semanas que el esperado momento llegará a lo largo del último trimestre y las últimas noticias apuntan a que habrá novedades en breve, pero no a tiempo para acoger la gala que se celebrará el próximo 24 de octubre.

Una posibilidad esta última que llegó a estar sobre la mesa para conmemorar el 50 aniversario del premio y sus 45 ediciones (tuvo una etapa bienal). «Era nuestra primera opción, pero no ha sido un tema que haya estado en nuestras manos el poder decidir», explica Lina Pons Massanet, presidenta de la entidad cultural organizadora, el Cercle Artístic.

El nombre del ganador de 2020 tampoco se dará a conocer sobre el escenario habitual de los últimos años, el Teatre de Ciutadella (Calós). En esta ocasión el Cercle se ha decantado por habilitar el espacio de la Sala Multifuncional del Canal Salat, donde ya se entregaron los premios en las ediciones de 2014 y 2015. El cambio de ubicación obedece únicamente a un «criterio presupuestario», explica Pons.

La fiesta grande del teatro menorquín tendrá otra negativa novedad este año. Y es que no se cumplirá con la tradición de acoger la representación de una obra antes de que se proceda a leer el acta del jurado. «No sabíamos si podía haber para esas fechas normalidad en los desplazamientos para poder programarla», argumenta la presidenta del Cercle, quien avanza que sí habrá un espectáculo musical que correrá a cargo de la cantante Maria Camps y el guitarrista Pere Arguimbau.

Cabe recordar que este año el prestigioso galardón teatral ha batido el récord de participación, con 571 obras a concurso, una cifra que duplica con creces el que era el registro más alto hasta la fecha, los 260 textos de 2017.