Tan solo restarían por reincorporarse a la dinámica de entrenamientos del Pavelló Municipal de Ciutadella las dos últimas jugadoras en caer en el brote

0

Poco a poco regresa la bendita normalidad en el Avarca de Menorca de la Liga Iberdrola femenina de voleibol y en la sesión vespertina de este jueves el entrenador, Bep Llorens, ya podrá contar, una semana después, con las cuatro primeras jugadoras que dieron positivo por covid-19, después de jugar en la pista del haro Rioja. De esta manera tan solo restarían por reincorporarse a la dinámica de entrenamientos del Pavelló Municipal de Ciutadella las dos últimas jugadoras en caer en el brote de coronavirus de la plantilla menorquina.

Si bien el encuentro de pasado mañana en la pista del CV Kiele, en Socuéllamos, ya está suspendido y aplazado al próximo día 8 de febrero, desde hoy mismo Llorens podrá contar ya con toda la plantilla, a excepción de las dos últimas positivas, que se reincorporarían en principio el próximo lunes.

Con el nuevo protocolo sanitario en mano, cumplidos los siete días de cuarentena domiciliaria, a partir del octavo se puede reincorporar al entrenamiento, siempre y cuando se esté totalmente bien de salud y no presente síntomas. Este es el caso de las cuatro jugadoras del Avarca que regresan este jueves a la dinámica del conjunto bermellón, si bien en dos de los casos su estado físico está algo más marcado y necesitarán una puesta a punto más larga.