Imagen de la pista central del All England Club cubriéndose para permitir el desarrollo de la jornada del torneo de Wimbledon. | Efe

0

Roberto Bautista abandona el torneo de Wimbledon tras haber dado positivo en covid. Bautista, que se tenía que enfrentar este jueves al colombiano Daniel Galán, confirmó su baja del torneo por la mañana, tras hacerse un test y dar positivo. La de Bautista es la tercera baja del cuadro masculino tras las del croata Marin Cilic y la del italiano Matteo Berrettini.

«Tristemente hoy he notificado a la organización de Wimbledon mi baja en la competición. Ayer empecé a no encontrarme muy bien y, tras hacerme el pertinente test, he dado positivo en covid-19. Estaban siendo días buenos tras la lesión y, afortunadamente, los síntomas no son muy graves, pero creo que es la mejor decisión», explicó el finalista del Mallorca Championships en sus redes sociales.

Matteo Berrettini fue el primer terremoto motivado por el coronavirus. Fuera de Wimbledon. La noticia corría como la pólvora en los pasillos del All England Club. Destapaba la bomba el propio romano y las reacciones iban desde el ambiente funesto entre los periodistas italianos hasta la sorpresa de sus compañeros de circuito. Porque el protocolo no era algo marcado a fuego en las puertas del torneo, sino un rumor que comentaban los fisios en el vestuario. Pocos tenían claro qué hacer. ¿Jugar con covid o no jugar? El dilema de Wimbledon.

Fue Feliciano López el primero en aclarar la situación. «Tengo entendido que se puede competir pese a tener covid», dijo el toledano a los medios españoles. Lo sorprendente era la neblina que rodeaba el asunto. «Se lo he escuchado a un fisio», apuntó. Misma fuente que tenía Rafael Nadal y que apuntaba con sus declaraciones más arriba. «No sé si me han comunicado el protocolo. Hay muchas cosas que los Grand Slams no nos comunican», matizó el balear. «Sinceramente, no sabía ni que la gente estaba dando positivo hasta que vi a una jugadora con una mascarilla», dijo Coco Gauff, número doce de la WTA. «No sabía tampoco que la gente se estaba haciendo test hasta antes de mi partido. No había hablado con nadie de este tema», respondió la estadounidense.

Ante las dudas, la organización salió al paso. Aclaró que la responsabilidad reside completamente en los tenistas. Si el jugador tiene síntomas, es él el que decide si hacerse un test, el que decide si comunicarlo y el que, en última instancia, elige entre seguir compitiendo y no. Matteo Berrettini y Marin Cilic escogieron irse. «Me parece perfecto que la organización deje tomar la decisión al jugador en función de cómo se siente», sostuvo Roberto Bautista, uno de los más contundentes con la situación. «Creo que si tuviera covid, jugaría. Ya he jugado muchas veces en mi carrera enfermo o con fiebre», decía Bautista antes de que este jueves comunicara su decisión de retirarse.