El saltador menorquín Joan Florit se dio a conocer el 2018 a nivel mundial | J.F.

2

Decidido. Después de ser segundo en la última prueba del Campeonato del Mundo de saltos al agua ‘Dodsing’ 2018, Joan Florit ha decidido dar un paso adelante en esta espectacular modalidad y viajará a Tysnes (Noruega), donde intentará clasificarse entre los mejores del circuito mundial. Luego, marchará hacia Oslo, donde el deportista de Ciutadella residirá en julio, cerca de la plataforma de Frognebadet, para poder entrenar en condiciones y participar en tres clasificatorias del Mundial.

Florit debía competir ya en Dinamarca hace dos semanas pero finalmente se anuló, perdiéndose la primera oportunidad para clasificarse. Y es que este 2019 la federación mundial ha realizado grandes cambios, incorporando a la organizadora de los X-Games Norway y medalla olímpica, Stine Brun Kjeldaas. Y se ha creado la ‘DØDS Challenge’, un circuito de ocho eventos en Dinamarca, Noruega y Suecia, donde los ganadores obtienen la clasificación para la final mundial de agosto en Oslo, gran reto de Joan Florit. El ciutadellenc, que ultima todo para irse a Noruega, cree que esta prueba mundial «es muy positiva. Últimamente el deporte se estaba degradando mucho, dando la sensación de ser un ‘show’ de humor, dando bombo a los ‘payasos’, tanto en competiciones como en redes sociales, donde se hacían virales los vídeos más desastrosos», manifestaba este jueves, muy crítico, el saltador menorquín.

Lea la noticia completa en la edición impresa del 28 de junio en Kiosko y Más