Los integrantes de la primera plantilla del Tramontana Menorca Rugby Club, en un posado colectivo sobre el césped del Poliesportiu Municipal de Maó antes de una sesión preparatoria de la actual pretemporada | N. Nuttall

0

El Tramontana de Menorca Rugby Club irrumpe en una nueva temporada. El club insular, que conmemora en el corriente sus primeros quince años de existencia, celebrará tan significativa efemérides restableciendo su lugar en la competición balear senior, de la que se ausentó durante el curso previo –y en la que apila más de un decenio de presencias contabilizando ediciones anteriores–, y para cuyo reto ha apostado por la incorporación de un entrenador inglés que en un par de semanas debe aterrizar en la Isla, según informan desde la entidad de Maó.

La liga balear, de gasto muy exigente por motivo de los desplazamientos interinsulares –de ahí, en cierto modo, la renuncia de hace un año–, la asumirá el club con fondos propios –recogidos de una subvención relativa a otras temporadas; la entidad está pendiente de su petición para el curso que ahora deviene– y ha previsto su arranque para mediados del próximo mes de octubre, si bien al Tramontana le corresponderá descanso en la jornada inicial –lo que no rebaja su ambición de alzarse con el título.

El martes de la semana anterior el grupo incursionó, a las órdenes del técnico local, Fonso Alibes, en sus primeras sesiones preparatorias para el nuevo ejercicio en su 'hogar habitual, el Poliesportiu Municipal de Maó.

Asimismo, el Tramontana, de ingente progresión desde que fuera alumbrado por un puñado de residentes británicos a orillas del mar en el albor del siglo XXI, preserva su estructura de cantera, que abarca niños de entre 6 y 18 años –y abre sus puertas a cuantos deseen probar y experimentar con un deporte que siempre ha resaltado por su 'fair play' y camaradería–, que bajo la dirección de Toni Florit y su equipo de entrenadores de formación se ejercitan tres días a la semana –también en el 'Poli'–, igualmente, con una perspectiva competitiva de rango balear. El espectáculo del rugby regresa a la Isla con la apertura del nuevo curso.