Tanit Calsapeu, a la izquerda, en acción durante un partido; a la derecha, su hermano Arnau | S.C.

0

Los mellizos Calsapeu Codina, Tanit y Arnau, siguen trazando pasos en el mundo del baloncesto y se prepararan para afrontar una próxima temporada, la 2022-23, repleta de retos y de motivaciones. Ella, Tanit, se apresta a iniciar su segunda temporada en la liga universitaria norteamericana, en Atlanta, mientras que su hermano, Arnau, pasa a integrar la estructura de cantera del FC Barcelona, en calidad de técnico.

Tanit Calsapeu, excanterana del CD Alcázar, empezó hace algo menos de un año su periplo en los Estados Unidos, en virtud de su acuerdo con la Life University de Atlanta (la covid, en su momento, obligó a atrasar un año su ‘sueño americano’). La escolta, de 1.75 de altura, que incluso llegó a debutar en Liga Femenina 2 en las filas del Andratx en el curso 2020-21 (tras su ciclo alcazareño emigró al CTEIB, lo que le concedió presencia en la isla mayor), arrancará el nuevo curso, segundo suyo en Estados Unidos, con la motivación de haber sido incluida entre las seis candidatas a mejor evolución individual deportiva del ‘college’ en el que juega y estudia (y en el que disfruta de una beca de duración cuatrienal).

Por su parte, su hermano mellizo, Arnau, también exjugador del Alcázar y asimismo con pasado en el CTEIB mallorquín, ha sido contratado recientemente por el FC Barcelona, cuya sección de baloncesto gestiona el legendario exjugador, Juan Carlos Navarro.

Arnau pasará a formar parte de la estructura de cantera del club catalán y estará en órbita de la categoría infantil como uno de los técnicos del organigrama. En su aventura en el club azulgrana, Arnau Calsapeu coincidirá con un viejo conocido del baloncesto insular, el exjugador mallorquín Alfons Alzamora, que en su etapa ‘de corto’ jugó en ACB en el desaparecido Menorca Bàsquet (también en el Barça, Joventut y Breogán, entre otros equipos) y que es el actual coordinador de la factoría culé.