Un momento del partido

6

El Hestia Menorca volvió a la senda de la victoria tras derrotar a domicilio al Safir Fruits Alginet, que encadenó su quinta derrota seguida por su parte, tras remontar con un último cuarto demoledor (13-28), que sirvió para levantar un partido discreto de los hombres de Javi Zamora (71-72).

Como era de esperar entre dos equipos faltos del suficiente ritmo de competición en el último mes, el partido comenzó errático y muy trabado, con constantes alternativas en el marcador y algún destello aislado como dos triples consecutivos de Marrow (7-11 en el 4’). Pero nadie era capaz de imponer su ritmo y con muchas pérdidas un parcial local de 9-2 volvió a darle la vuelta a la tortilla antes de un final de cuarto con los mismos parámetros (20-18).

El comienzo del segundo acto fue incluso más errático, y los de Javi Zamora sufrían mucho a causa de sus imprecisiones; solo Marrow era capaz de tirar del equipo haciendo la mitad de los puntos hasta ese momento (24-24 en el 4´). Superado el ecuador, el canterano local Sergio Romero encestaba dos triples seguidos y el Alginet se crecía en lo anímico para agobiar a los menorquines, con constantes 2x1 e imponer una máxima con el 35-29 que Zamora frenó con un tiempo muerto, que surtió efecto, pues al descanso todo estaba igualado de nuevo con el 35-33.

En el reinicio, el Hestia Menorca dominó el rebote ofensivo pero su falta de precisión en el tiro impidió sacarle partido (37-37 en el 3’). Los errores eran constantes y hasta un precipitado Marrow empeoraba sus estadísticas al tiempo que los colegiados castigaban con la tercera falta antideportiva en este cuarto al Hestia Menorca, lo que dio aire a un Alginet que pese a que también fallaba demasiado, a base de robos a pista abierta colocaba una nueva máxima con el 58-41 a falta de minuto y medio para finalizar el tercer cuarto. Zamora paró el juego por segunda vez en apenas un minuto, pero no habría apenas mejora (58-44).

Cambio de cara

Pero el Hestia Menorca, dispuesto a enmendar su mal partido, salió en tromba y pese a las pérdidas y la falta de puntería general consiguió anotar bastante, al menos lo suficiente y especialmente desde el triple como para llenar de dudas a un Alginet al que ya sólo le quedaba el recurso de la pelea (64-60 en el 6´). Pero lo más valioso y rentable era la mejoría notable en defensa, toda una losa para un equipo valenciano de inferior calidad que en los últimos nueve minutos había desperdiciado una ventaja de +17 (67-69 en el 8’ tras triple de Marrow). Convertido en un final correcalles y con el electrónico igualado Pablo Longarela anotaba otro triple espectacular (hizo 5/8), pero el Hestia concedía un rebote en su aro y se llegaba a una resolución de infarto después de un ataque fallido (71-72 a falta de 15’’ y posesión local). Sin embargo el tiro final de los locales fue errático y el Hestia Menorca se llevó el triunfo.