El conseller de Medi Ambient del Govern, Miquel Mir, urge a todos los partidos con representación parlamentaria a acotar el crecimiento turístico y poblacional. Considera «imprescindible e inaplazable» debatir el contenido del documento Estratègia Mallorca 2030 que han realizado un grupo de expertos en medio ambiente, economía, sociología y gobernanza por encargo del Consell de Mallorca. Mir se ha reunido este miércoles 23 de noviembre con el coordinador del documento ambiental de la Estratègia Mallorca 2030, el oceanógrafo Xavier Pastor.

«Me he reunido con Xavier Pastor para hablar sobre la Estratègia Mallorca 2030 que él coordinó y que suscribo plenamente. Un enfoque valiente y estructural desde el punto de vista territorial es lo que necesitan nuestras islas. Gracias por el trabajo y la aportación. Urge el debate», ha dicho el conseller a través de una publicación en twitter.

El documento al que se refiere Mir es el diagnóstico ambiental realizado por una treintena de expertos (a petición del Consell de Mallorca). Pone sobre la mesa la necesidad de limitar el crecimiento urbanístico y turístico en la Isla. Plantea, entre otras cuestiones, la prohibición del uso de vivienda en suelo rústico, un decrecimiento de plazas turísticas (comprar dos de la bolsa por cada nueva plaza que se abra) y dejar fuera de ordenación las edificaciones situadas a cien metros de la costa o de acantilados.

El conseller de Presidència del Consell de Mallorca, Javier de Juan, ha citado el próximo 1 de enero a los coordinadores de los documentos ambiental, económico, social y de gobernanza para poner en común sus conclusiones y comenzar a elaborar la hoja de ruta que deberán marcar las políticas de la institución insular. En opinión de Miquel Mir las conclusiones del documento ambiental «son en su mayoría extrapolables a todas las Islas. Esa es la grandeza del documento, que plantea medidas estructurales que apuntan hacia la integridad», dice Mir.

Para el conseller «aunque los gobiernos progresistas han dado grandes pasos en Baleares, desclasificando suelos urbanizables por ejemplo con el decreto 2020, urge adoptar políticas estructurales valientes como las que contempla el documento coordinado por Pastor y trabajar para que las propuestas de un documento ambicioso (que no se hará en un día) pasen del papel a la realidad». «Es imprescindible impulsar cambios estructurales que limiten la entrada de personas. Es una locura permitir que se cumplan las previsiones del INE que dice que tendremos 300.000 habitantes más en 15 años. El debate es imprescindible e inaplazable», concluye.