La presidenta del Govern, Francina Armengol, durante a la audiencia a representantes de la Ferib. | CAIB

Los representantes de la restauración en Balears afirman que la temporada no ha acabado de ser rentable para el sector a pesar de los elevados ingresos registrados. Ni un volumen de llegadas turísticas cercano a la prepandemia ni el record histórico en facturación, se quejan, han podido compensar los costes derivados de la inflación y la crisis energética. Así se lo han transmitido al Govern los responsables de las asociaciones de restauradores de Mallorca, Menorca e Ibiza integradas en CAEB, así como de la federación balear.

En un encuentro mantenido en el Parlament Balear con la presidenta del Govern, Francia Armengol, y el conseller de Model Econòmic, Turisme i Trebal, Iago Negueruela, los portavoces de las patronales han expresado su «preocupación» por la situación actual y han solicitado más ayudas y una rebaja de los impuestos energéticos con el fin de aliviar el aumento los costes de actividad y producción. Ha sido precisamente ese incremento de costes el motivo de que la temporada haya sido «buena a nivel de ventas pero no a nivel de rentabilidad». En ese sentido, los restauradores han trasladado a la presidenta los problemas para cuadrar cuentas que ha supuesto el encarecimiento de materias primas, proveedores y transporte.

En el caso de la Islas, al factor de la insularidad -que motiva una subida de precio del transporte- se suma un encarecimiento de los productos a nivel general, aunque el propio sector ha destacado casos especiales (por su peso específico en la oferta hostelera o por su mayor encarecimiento) como el hielo, la cerveza, el pan, el café, la fruta o la carne. La subida del recibo del gas y la electricidad, asimismo, se sitúa entre un 200 % y un 300 % de media, es decir un 20 % de los costes del negocio.

Los restauradores insisten en que «existe una preocupación extendida de cara al año que viene por la incertidumbre a nivel nacional y europeo». Por ello, han solicitado a los mandatarios baleares que trabajen para «rebajar los impuestos eléctricos estableciendo suspensiones temporales, moratorias y aplazamientos». A la reunión han asistido el presidente de Restauración Mallorca CAEB, Alfonso Robledo; el presidente de la Associació de Restauració Menorca, José Bosch; el presidente de ABRE Eivissa, Joan Roig; y el secretario general de la FERIB, Miguel Planas.