Embarcaciones de recreo en una imagen de archivo del puerto de Palma. | Pere Bota

Balears refuerza su liderazgo en el mercado náutico nacional y aglutina ya un 19,1 % del total de embarcaciones que se matriculan en España. Hace un año el porcentaje era del 16,9 %. Las matriculaciones de embarcaciones bajan este 2022 en Balears, debido principalmente a la crisis de suministros, pero la caída es inferior a la que se da en otros territorios. Así se desprende del último balance de datos que ha hecho público este jueves 3 de noviembre la Associació d’Empreses Nàutiques de les Illes Balears.

Entre enero y octubre de 2022, el mercado náutico balear ha registrado un descenso interanual del 5,1 % en las matriculaciones de embarcaciones de recreo. Se han contabilizado 1.041 unidades. Este descenso es muy inferior al del conjunto de España que registra una caída media del 16,2 % según el 'Informe del mercado de embarcaciones de recreo enero-octubre 2022' editado por ANEN a partir de los datos facilitados por la Dirección General de Marina Mercante.

Baleares sigue a la cabeza del nacional de matriculaciones con un 19,1 % del total. Barcelona ocupa el número dos con un 10,8 % y Girona es tercera con un 7,1 %. «Siguiendo la previsión de los meses precedentes, el mercado náutico mantiene una caída del 16 % en el acumulado del año, mejorando un punto la cifra del periodo anterior. Esta situación de estabilidad da cierto margen al sector para afrontar los efectos de la crisis de suministros que afecta con mayor incidencia al segmento de embarcaciones menores y motos de agua», dice Carlos Sanlorenzo, secretario general de ANEN.

En el mercado chárter, Baleares también es líder (con un 32 % del total nacional). Las matriculaciones de este tipo de embarcaciones crecen un 28,9 % en las Islas. No es un fenómeno exclusivo de Baleares. También crecen las matriculaciones de embarcaciones destinadas a alquiler en Ceuta, Cádiz, Las Palmas, Tarragona y Cantabria.