Francina Armengol, este pasado miércoles en Maó | Gemma Andreu

4

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha descartado este jueves tomar alguna restricción en Baleares ante el aumento de casos de coronavirus de los últimos días. En una entrevista en el programa 'Al Día' de IB3 Ràdio para hacer balance de la legislatura cuando este viernes hará tres años de su toma de posesión como presidenta de Baleares, Armengol ha recordado que el planteamiento de restricciones se hacen en el Consejo Interterritorial de Salud y no hay «ninguna sobre la mesa». Por ello, ha subrayado que se debe «garantizar la libertad porque es un derecho que tenemos todos».

«No hay ninguna propuesta porque la pandemia está controlada», ha aseverado, a la vez que ha realizado una llamada a la población para que se ponga la tercera dosis de la vacuna. Durante cuarenta minutos, la presidenta del Govern ha desgranado los hitos de sus tres años de Govern, marcado por la gestión de la pandemia de la COVID, que actualmente vive su séptima ola de contagios en las Islas. Precisamente, ha reconocido el aumento de pacientes en urgencias de los centros hospitalarios de Baleares debido a los casos COVID y la población flotante, pero ha destacado el refuerzo sanitario con contratos. «Como Govern estamos haciendo lo posible y lo imposible para tener profesionales sanitarios para hacer frente a esta situación», ha afirmado.

Armengol afronta este último año de esta legislatura con «responsabilidad, ganas e ilusión» y ha confesado que, en estos siete años de gobierno progresista, su Govern ha pasado «por momentos difíciles» como la pandemia pero «ha habido un cambio en la forma de hacer política». «Se ha acabado la imposición. Ahora se trabaja desde el diálogo y el consenso. Hemos dibujado un camino diferente, con el refuerzo de lo público y una economía que empieza a ser fuerte». Respecto a la amenaza de la inflación, cuyo dato se situó este miércoles en una subida del 10%, la presidenta ha recalcado que el Govern siempre «que ha podido» ha tomado medidas, «y si se necesita una propuesta extraordinaria a nivel autonómico, se tomará».

Sin embargo, ha remitido al paquete de medidas adoptado por el Gobierno el pasado sábado para saber cómo se debe aplicar en las comunidades. «Por ahora no nos han explicado cómo piensan desarrollarla», ha subrayado, a la vez que ha remitido a la Renta Social Garantizada, «medida pionera en Baleares para dar apoyo a las familias más vulnerables». Precisamente, ha criticado que la receta del PP ante cualquier situación de crisis y desde la oposición sea el planteamiento de la bajada de impuestos, «pero yo no me la creo», ha dicho. «Es muy difícil engañar a la población de esta manera porque cuando gobiernan suben los impuestos», ha considerado.

Turismo de calidad y no cantidad

La presidenta del Govern también ha hablado sobre el cambio de modelo económico en Baleares y ha subrayado que es algo «complejo» pero que se trabaja. Al hablar de una economía de curas, ha añadido, «se está trabajando en el crecimiento de plazas de residencias, de centros de salud, de profesionales». En el mismo sentido, se ha pronunciado sobre la economía ligada a la energía verde o a la cultura con medidas, por ejemplo, para que los hoteles cambien sus calderas de gas a energía eléctrica o inversión en actividades culturales. Con todo, ha recalcado que desde el Govern han sido «siempre muy claros» en su apuesta por un turismo de calidad y no de cantidad. Por ello, ha afirmado que Baleares es la única comunidad autónoma que ha puesto en marcha una moratoria de no crecimiento de plazas turísticas pese «a algunas críticas que son insensatas».

«Si queremos seguir viviendo del turismo, debemos hacer posible que tengamos un turismo de calidad», ha indicado, mientras ha reconocido estar «muy contenta» con la moratoria y otras medidas como el acuerdo con las compañías de cruceros para limitar su presencia en Palma. Igualmente ha calificado como «problema prioritario» el alza del precio del suelo y de la vivienda en Baleares. Por ello, ha destacado el trabajo del Govern en la construcción de vivienda de protección oficial: «Cuando llegué, el suelo público se tenía para hacer hoteles. No había ni un sólo proyecto de vivienda pública. Ahora el PP critica, pero cuando gobernaba no había ninguna propuesta». Sobre la propuesta para limitar el precio de la vivienda en las Islas, Armengol ha recalcado que en «estos momentos» no la hay: «Si Podemos tiene la solución, que la explique». Con todo, ha subrayado que tanto las consellerias de Vivienda como Presidencia trabajan en estudiar «todas las fórmulas».

A un año de las próximas elecciones en la comunidad, la presidenta balear ha reconocido que no «está obsesionada» con esa cita electoral, «sino con resolver los problemas de la gente». Pese a ello, ha apostado por la revalidación del gobierno autonómico porque la ciudadanía «sabe el trabajo que se ha hecho ante una situación» como la pandemia. «Tenemos un gobierno sólido con un Pacte que funciona. Hemos sido capaces de pactar una hoja de ruta», ha indicado. Con todo, se ha mostrado «sorprendida» con el PP que «no hace ni justicia con sus votantes» cuando en esta legislatura, con la situación de la COVID, se ha puesto «de perfil deseando que vaya mal para tener un buen resultado electoral».

En la última parte de la entrevista, la presidenta también ha comentado la crisis del Pacte de Cort y la petición de cuatro años de cárcel por parte de la Fiscalía para la regidora de Modelo de Ciudad, Neus Truyol. Sobre Hila, la dirigente balear ha apostado porque que revalidará su resultado: «Han tenido un problema que se ha resuelto bien con un acuerdo. Hay gente en política que cuando tiene un problema, actúa y resuelve pensando en la ciudadanía». Sobre Truyol, Armengol ha expresado que no valora las decisiones judiciales, pero sí ha ensalzado el trabajo «intenso» de la ex responsable de Emaya para poder resolver los problemas de vertidos en la Bahía de Palma y hacer posible que el canon de saneamiento se dedicara a las infraestructuras hídricas.